Recetas de pasteles o tortas para el primer cumpleaños de el/la bebé

3 birthday cakes side by side, one yellow, one white, one pink

Estamos encantados de compartirles tres de nuestras propias recetas de pasteles para toda la familia… ¡Sin lácteos, sin huevos y deliciosos!

Estas recetas son perfectas para aquellos con alergias a los lácteos y al huevo, familias que siguen una dieta a base de plantas y aquellos(as) que desean reducir el azúcar agregado que le ofrecen a sus pequeños(as).  

Ten en cuenta que nuestras recetas de pastel/torta no se levantan dramáticamente como los pasteles a base de huevo, por lo que pueden quedar un poco “planos” cuando se hacen. ¡No te preocupes, no hiciste nada malo! Las recetas son a base de frutas y verduras, las cuales le dan el sabor y la estructura, y esto resulta en un pastel más denso y húmedo con solo un toque de dulzura, más como un muffin de desayuno y menos como un pastel de capas hecho con mantequilla, huevos y azúcar refinada. Siéntete libre de omitir el azúcar de coco para eliminar el azúcar agregado por completo y dejar que la dulzura natural de las frutas y verduras se lleve toda la atención.

Puedes comprar una gran tina de queso mascarpone para un betún fácil y delicioso, pero si deseas mantenerlo libre de lácteos, también tenemos opciones. Sigue leyendo para obtener una receta de betún glaseado suave y sedoso hecho con crema de coco y endulzado con jugo de naranja. Así es: un betún sin lácteos, sin huevo y sin azúcar añadida. ¡También hemos incluido instrucciones para cómo ponerle color al betún con tinte natural de jugo de frutas y verduras en caso de que quieras decorar los pasteles!

Una vista del interior del pastel de manzana y remolacha.
Una vista del interior del pastel de mora y chirivía
Una vista del interior del pastel de calabaza y cítricos.

Pastel de manzana y remolacha

a pink birthday cake before baby's first birthday

Estas recetas son perfectas para aquellos con alergias a los lácteos y al huevo, familias que siguen una dieta a base de plantas y aquellos que desean reducir el azúcar agregado que le ofrecen a sus pequeños(as).  Ten en cuenta que nuestras recetas de pastel/torta no se levantan dramáticamente como los pasteles a base de huevo, por lo que pueden quedar un poco “planos” cuando se hacen. ¡No te preocupes, no hiciste nada malo! Las recetas son a base de frutas y verduras, las cuales le dan el sabor y la estructura, y esto resulta en un pastel más denso y húmedo con solo un toque de dulzura, más como un muffin de desayuno y menos como un pastel de capas hecho con mantequilla, huevos y azúcar refinada. Siéntete libre de omitir el azúcar de coco para eliminar el azúcar agregado por completo y dejar que la dulzura natural de las frutas y verduras se lleve toda la atención.

Rendimiento: Tres pasteles de 4 pulgadas o 12 cupcakes

Tiempo de preparación y cocción: 1 hora

¿Quieres un pastel rojo brillante sin colorante alimentario artificial? ¡Usa remolacha cruda! También, siéntete en libertad de cambiar la canela por su especia favorita, pero no omitas el vinagre de sidra de manzana, ya que ayuda a retener el tono rojo brillante durante el horneado.

Ingredientes

1/3 taza (90 gramos) de puré de remolacha cruda (aproximadamente 2 remolachas pequeñas)

1/3 taza (100 gramos) de puré de manzana

1/3 taza (75 gramos) de banano (aproximadamente 1 banano pequeño)

1/3 taza (50 gramos) de azúcar de coco (opcional)

1/3 taza (75 mililitros) de leche de avena

3 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana

1 cucharadita de extracto de vainilla

1.5 tazas (180 gramos) de harina normal

1.5 cucharaditas (6 gramos) de polvo de hornear (asegúrate de que esté fresco y no esté vencido o rancio)

1/8 cucharadita de canela

1/8 cucharadita de sal

Instrucciones: 
  1. Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit (175 grados Celsius).
  2. Engrasa los moldes para pasteles o los moldes para cupcakes con tu aceite de cocina neutro favorito y luego forra con tazas de pergamino o papel. Colócalo en una bandeja.
  3. Prepara el puré de remolacha cruda. ¡Comienza con ponerse guantes de cocina si los tienes porque este paso es desastroso! Lava las remolachas y elimina los tallos y/o hojas, los puedes guardar para otro uso. Pela y composta las pieles, luego tritura la remolacha, usando el lado de tu rallador de caja que tiene los agujeros pequeños.
  4. Transfiere las remolachas trituradas a un tazón para mezclar. Agrega la compota de manzana, el banano y el azúcar de coco si lo estás usando. Usa un tenedor para machacar el banano y luego revuelve todo para combinar bien todos los ingredientes.
  5. Combina el vinagre de sidra de manzana y la leche de avena y deja reposar por 5 minutos, luego agrega esta mezcla al tazón de con la remolacha, junto con el extracto de vainilla. Revuelve y mezcla hasta que todos los ingredientes se combinen bien.
  6. En un tazón separado, bate la harina, el polvo de hornear, la canela y la sal.
  7. Agrega los ingredientes secos al tazón con los ingredientes húmedos de una vez. Use una espátula para revolver hasta que se combine y no queden rayas de harina. La masa quedará pegajosa y espesa.
  8. Distribuye la masa uniformemente en los moldes de cupcakes o moldes para pasteles, llenándolos hasta la mitad aproximadamente para dejar suficiente espacio para que los pasteles se levanten un poco, sin derramarse sobre el borde del molde. Usa la espátula para alisar la parte superior y empujar la masa hacia los bordes de la sartén.
  9. Hornea hasta que un palillo insertado en el centro de los pasteles salga limpio, aproximadamente 30 minutos.
  10. Retira los pasteles del horno y colócalos en una rejilla de alambre. Deja que los pasteles se enfríen en sus moldes por 5 minutos, luego saca los pasteles de sus moldes para que terminen de enfriarse en la rejilla.

Para almacenar: Una vez que las capas del pastel estén frías al tacto, guarda los pasteles en el refrigerador o congelador si no planeas usarlos de inmediato. Bien envueltos en plástico, los pasteles aguantan por hasta 1 semana en el refrigerador o hasta 1 mes en el congelador. Deja que los pasteles lleguen a temperatura ambiente antes de servir.

Esta receta contiene un alérgeno común: trigo. No la sirvas hasta después de que se haya introducido de manera segura en la dieta de el/la bebé.

★ ¿Estás horneando para alguien con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten? Cambia la harina multiuso por tu alternativa favorita sin gluten, como Cup4Cup. La textura probablemente será más densa y gomosa, ¡pero los pasteles serán igual de sabrosos y libres de gluten para tus seres queridos!

Pastel de mora y chirivía

a white smash cake for a baby with blackberries on top

Rendimiento: Tres pasteles de 4 pulgadas o 12 cupcakes

Tiempo de preparación y cocción: 1 hora

Las chirivías son terrosas y dulces como las zanahorias (las cuales también puedes utilizar como alternativa si no consigues chirivías) y, al igual que el pastel de zanahoria, las chirivías ralladas agregan una textura interesante y un sabor salado a tus horneados favoritos. Aquí, las chirivías trituradas se mezclan con bayas, que agregan un toque de color a los pasteles. Para un pastel más morado, aplasta las bayas mientras las mezclas en la masa.  ¿No tienes moras? Prueba con diferentes tipos de arándanos.

Ingredientes

1 taza (90 gramos) de chirivía (aproximadamente 1 chirivía mediana)

3/4 taza (100 gramos) de moras frescas

1/3 taza (100 gramos) de puré de manzana

1/3 taza (75 gramos) de banano (aproximadamente 1 banano pequeño)

1/3 taza (100 gramos) de yogur griego o yogur de coco al estilo griego

3 cucharadas de aceite de coco sin refinar

1/3 taza (50 gramos) de azúcar de coco (opcional)

1.5 cucharadita cáscara de naranja rallada

1.5  cucharadita de extracto de vainilla

1.5  taza (180 gramos) de harina multiuso regular

3 cucharaditas (12 gramos) de polvo de hornear (asegúrate de que esté fresco y no esté vencido o rancio)

1/8 cucharadita de cardamomo molido

1/8 cucharadita de sal

Instrucciones:
  1. Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit (175 grados Celsius).
  2. Engrasa los moldes para pasteles o los moldes para cupcakes con tu aceite de cocina neutro favorito y luego forra con tazas de pergamino o papel. Coloca en una bandeja.
  3. Pela la chirivía y composta las pieles. Tritura la chirivía en el costado de tu rallador de caja que tiene los agujeros pequeños. Guarda.
  4. Lava y descuartiza las moras. Guarda.
  5. Agrega las chirivías, la compota de manzana, el banano, el yogur griego o de coco, el aceite de coco, la ralladura de cáscara de naranja, el extracto de vainilla y el azúcar de coco (si lo estás usando). Usa un tenedor para triturar el banano y luego revuelve para combinar bien todos los ingredientes.
  6. En un tazón separado, bate la harina, el polvo de hornear, el cardamomo y la sal.
  7. Agrega los ingredientes secos al tazón con los ingredientes húmedos. Usa una espátula para revolver hasta que se combinen bien los ingredientes y no queden rayas de harina. Ahora agrega las moras y usa la espátula para revolverlas y triturarlas en la masa, la cual quedará pegajosa, espesa y rayada con rayas púrpuras.
  8. Distribuye uniformemente la masa en los moldes de cupcakes o moldes para pasteles, llenando cada molde hasta la mitad para dejar suficiente espacio para que los pasteles se levanten sin que se derramen sobre el borde de los moldes. Usa la espátula para alisar la parte superior y empuja la masa hacia los bordes de del molde.
  9. Hornea hasta que un palillo insertado en el centro de las tartas salga limpio, aproximadamente 30 minutos.
  10. Retira los pasteles del horno y colócalos en una rejilla de alambre. Deja que los pasteles se enfríen en sus moldes por aproximadamente 5 minutos, luego saca los pasteles de sus moldes para que terminen de enfriarse en la rejilla.

Para almacenar: Una vez que las capas del pastel estén frías al tacto, guarda los pasteles en el refrigerador o congelador si no planeas usarlos de inmediato. Bien envueltos en plástico, los pasteles aguantan por hasta 1 semana en el refrigerador o hasta 1 mes en el congelador. Deja que los pasteles lleguen a temperatura ambiente antes de servir.

Esta receta contiene un alérgeno común: trigo. No la sirvas hasta después de que se haya introducido de manera segura en la dieta de el/la bebé.

★ ¿Estás horneando para alguien con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten? Cambia la harina multiuso por tu alternativa favorita sin gluten, como Cup4Cup. La textura probablemente será más densa y gomosa, ¡pero los pasteles serán igual de sabrosos y libres de gluten para tus seres queridos!

Pastel de calabaza y cítricos

a yellow smash cake on a blue plate

Rendimiento: Tres pasteles de 4 pulgadas o 12 cupcakes

Tiempo de preparación y cocción: 1 hora

Este pastel sabe a una explosión de sabores cítricos gracias a la ralladura de cáscara de naranja y el cardamomo, una combinación de sabores clásica. Siéntete en libertad de intercambiar el cardamomo con tu especia favorita si no es de tu gusto, y puedes usar calabaza fresca, recién cocida o puré enlatado. Si optas por usar calabaza enlatada, asegúrate de leer la letra pequeña en la etiqueta: la calabaza enlatada a menudo contiene edulcorantes añadidos, y no todas las marcas usan envases libres de BPA.

Ingredientes

1/3 taza (100 gramos) de puré de calabaza (calabaza squash, nuez de mantequilla, etc.)

1/3 taza (100 gramos) de puré de manzana

1/3 taza (75 gramos) de banano (aproximadamente 1 banano pequeño)

1/3 taza (75 mililitros) de aceite de coco

1/3 taza (50 gramos) de azúcar de coco (opcional)

2 cucharaditas de ralladura de cáscara de naranja

2 cucharaditas de extracto de vainilla

1.5 taza (180 gramos) de harina para todo uso

1.5 cucharaditas (6 gramos) de polvo de hornear (asegúrate de que esté fresco y no esté vencido o rancio)

1/8 cucharadita de cardamomo molido

1/8 cucharadita de sal

Instrucciones:
  1. Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit (175 grados Celsius).
  2. Engrasa los moldes para pasteles o los moldes para cupcakes con tu aceite de cocina neutro favorito y luego forra con tazas de pergamino o papel. Coloca en una bandeja.
  3. Agrega la calabaza, la compota de manzana, el banano, el aceite de coco, la ralladura de cascara de banana, el extracto de vainilla y el azúcar de coco (si lo estás usando). Usa un tenedor para triturar el banano y luego revuelve para combinar bien todos los ingredientes.
  4. En un tazón separado, mezcla la harina, el polvo de hornear, el cardamomo y la sal.
  5. Agrega los ingredientes secos al tazón con los ingredientes húmedos. Usa una espátula para revolver hasta que se combinen los ingredientes y no queden rayas de harina. La masa quedará pegajosa y espesa.
  6. Distribuye la masa uniformemente en los moldes, llenando hasta un poco más de la mitad para dejar espacio para que los pasteles se levanten sin derramarse sobre los bordes de los moldes. Alisa la parte superior de los pasteles con una espátula.
  7. Hornea hasta que un palillo insertado en el centro de las tartas salga limpio, aproximadamente 25 minutos.
  8. Retira los pasteles del horno y colócalos en una rejilla de alambre. Deja que los pasteles se enfríen en sus moldes por aproximadamente 5 minutos, luego saca los pasteles de sus moldes para que terminen de enfriarse en la rejilla.

Para almacenar: Una vez que las capas del pastel estén frías al tacto, guarda los pasteles en el refrigerador o congelador si no planeas usarlos de inmediato. Bien envueltos en plástico, los pasteles aguantan por hasta 1 semana en el refrigerador o hasta 1 mes en el congelador. Deja que los pasteles lleguen a temperatura ambiente antes de servir.

Esta receta contiene un alérgeno común: trigo. No la sirvas hasta después de que se haya introducido de manera segura en la dieta de el/la bebé.

★ ¿Estás horneando para alguien con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten? Cambia la harina multiuso por tu alternativa favorita sin gluten, como Cup4Cup. La textura probablemente será más densa y gomosa, ¡pero los pasteles serán igual de sabrosos y libres de gluten para tus seres queridos!

Betún de coco suave y sedoso

Rendimiento: 2.5 tazas / 450 gramos

Tiempo de preparación y cocción: 1 hora, excluyendo el tiempo de enfriar durante la noche

Bate crema de coco fría para un betún naturalmente dulce y súper untable, una gran alternativa para las familias que desean un betún para pasteles y cupcakes sin lácteos, sin huevo y sin azúcar. Ten cuenta que no todas las cremas de coco son iguales. Esta receta se diseñó con crema de coco enlatada orgánica sin azúcar (no leche de coco) con un mayor contenido de grasa, específicamente, CoCo Goods, Let’s Do Organic y Thai Kitchen.

Ingredientes:

2 latas de crema de coco (13.5 onzas, latas sin BPA)

2 cucharadas de jugo de naranja

1/2 a 2 cucharaditas de jugo de remolacha, jugo de mora o jugo de zanahoria (opcional)

Instrucciones:
  1. Guarda las latas de crema de coco en la parte más fría de tu refrigerador durante al menos 24 horas.
  2. 15 minutos antes de que estés listo(a) para usar el betún, coloca un tazón de mezclar de metal en tu congelador.
  3. Pon las latas boca abajo y usa un abrelatas para abrir la parte inferior. Vierte cualquier líquido y deséchalo o reserva para otro uso.
  4. Retira el tazón de mezcla de metal del congelador y coloca la crema de coco en él. Agrega el jugo de naranja al tazón para mezclar. Bate hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto.
  5. Para ponerle color al betún, agrega una gota de jugo y bate para combinar. Sigue agregando gotas, una a la vez, hasta que alcances el color que deseas. Ten en cuenta que cuanto más líquido le agregues al betún, más suelto se volverá. Si este es el caso, enfría el betún en la nevera por 30 minutos más para espesarlo un poco más antes de glasear tus pasteles.

Para almacenar: Coloca el betún en un recipiente hermético y guarda en el refrigerador por hasta 1 semana. Después de glasear tu pastel o cupcakes, enfríalos hasta que estés listo(a) para servir. El betún de coco mantendrá su forma en climas templados a temperatura ambiente durante un máximo de 2 horas, después de lo cual comenzará a suavizarse e incluso a derretirse en temperaturas más cálidas.

Puré de manzana sin azúcar

Rendimiento: 3 tazas / 700 mililitros

Tiempo de preparación y cocción: 45 minutos

Ingredientes

2.5 libras (1130 gramos) de manzanas (aproximadamente 2 manzanas grandes)

1/2 taza (125 mililitros) de jugo de naranja

Instrucciones:
  1. Lava, pela y tapa las manzanas. Composta las semillas, las pieles y el tallo. Córtalas en trozos
  2. Exprime el jugo de las naranjas y composta la cáscara y la médula.
  3. Coloca los trozos de fruta y el jugo en una olla con una tapa ajustada a fuego medio.
  4. Lleva la mezcla a ebullición, luego reduce el fuego inmediatamente para crear un hervor suave.
  5. Revuelve, luego cubre la olla parcialmente y continúa cociendo, revolviendo ocasionalmente, hasta que los trozos de fruta se hayan ablandado y se hayan desmoronado, aproximadamente 30 minutos.
  6. Apaga el fuego y destapa la olla para dejar enfriar. Triture los trozos grandes de fruta que queden.

Para almacenar: La compota de manzana sin azúcar se mantendrá en un recipiente hermético en el refrigerador por un máximo de 2 semanas.

Return to Blog