Los alérgenos alimentarios y los/las bebés

¿Cuándo introducir los alérgenos alimentarios a la dieta de los/las bebés?

En los años recientes, ha salido a relucir bastante evidencia demostrando que la introducción temprana de alérgenos alimentarios, en particular el huevo y el maní, puede prevenir que las alergias a estos alimentos se desarrollen más adelante en la vida.1 Sin embargo, pocos/pocas bebés están expuestos a suficientes alérgenos durante el primer año de vida.2 Mientras que anteriormente el consejo era esperar hasta los tres años para introducir los alérgenos alimentarios comunes a la dieta, el consenso general actual es introducir los principales alérgenos alimentarios de forma temprana. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ahora recomienda introducir el maní antes del primer cumpleaños de el/la bebé y ha declarado que no hay razón para retrasar la introducción de alérgenos alimentarios a los/las bebés que comienzan con sólidos.3

¿Necesitas un plan detallado de alimentación para comenzar con sólidos e introducir alérgenos? Consulta nuestro Plan de comidas de los primeros 100 días

¿Tienes un/una bebé que tiene alergias? Nuestro Plan de comidas de los primeros 100 días incluye un anexo adicional de 100 días de comidas y recetas sin alérgenos, además de 100 días de introducción de alérgenos.

Las alergias en los niños/niñas están aumentando

En los Estados Unidos, las alergias alimentarias infantiles aumentaron un alarmante 50% entre 1997 y 2011 y la prevalencia de las alergias al maní a los y nueces de árbol se triplicó durante este tiempo.4 Curiosamente, este es aproximadamente el mismo período de tiempo en el que se recomendó a los padres/madres que se abstuvieran de ofrecer maní y otros alérgenos hasta el tercer cumpleaños del niño/niña.5 Con las nuevas pautas para la introducción temprana de alérgenos, nuestra esperanza es que la cantidad de bebés y niños/niñas con alergias alimentarias comience a disminuir.

Alérgenos alimentarios comunes para bebés

En la actualidad, uno de cada 13 niños tiene una alergia alimentaria en los EE. UU., con la leche de vaca y el huevo de gallina siendo las alergias más comunes en los/las bebés.6 De hecho, hay creciente interés y estudios con enfoque en los alérgenos alimentarios en niños en Latinoamérica. De los niños/niñas con alergias alimentarias, el 40% será alérgico a más de un alimento.7

Aunque es posible ser alérgico a cualquier alimento, los alérgenos alimentarios más comunes son los que se enumeran a continuación.8 Las alergias al sésamo están aumentando y, debido a una ley promulgada en 2021, los productos que contienen sésamo deberán estar etiquetados en los Estados Unidos a partir de 2023.9

Factores de riesgo para alergias alimentarias en los/las bebés

La mayoría de las alergias alimentarias se presentan durante la niñez y existen algunos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que tu hijo o hija desarrolle una alergia alimentaria.10 Los factores de riesgo para que un/una bebé o un niño/niña desarrolle una alergia alimentaria incluyen:

  • Asma
  • Eczema
  • Rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Antecedentes familiares de alergias alimentarias

Si tu bebé tiene antecedentes familiares de alergias o cualquiera de los factores de riesgo anteriores, consulta con un alergólogo pediátrico desde el principio. Siempre se puede hacer una prueba cutánea para tranquilizarte. De otra forma, no dejes que el miedo te detenga y trata de introducir cada uno de los alérgenos comunes (comenzando en cantidades muy pequeñas) a la dieta de tu bebé antes de su primer cumpleaños.

Rapidez en la introducción de nuevos alimentos

Si has escuchado que sólo puedes ofrecer un nuevo alimento cada 2 o 3 días, este consejo está desactualizado y es innecesario para los alimentos no alergénicos. Sin embargo, para los alérgenos comunes, es aconsejable introducirlos en los días en que no se ofrecen otros nuevos alimentos para saber qué alimento es el responsable en caso de una reacción. Aparte de eso, nuestra opinión profesional es que los beneficios de introducir una variedad de alimentos nuevos superan los riesgos de una posible reacción o sensibilidad.

Una nota sobre SEIPA/FPIES

El Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteínas de Alimentos (conocido como SEIPA o FPIES) es una alergia alimentaria relativamente poco común en los niños que puede ser grave y poner en peligro la vida. En contraste con la mayoría de reacciones alérgicas que ocurren minutos después del contacto con un alérgeno alimentario específico, las reacciones alérgicas SEIPA ocurren pocas horas después de consumir un alimento en particular. Por esta razón, la SEIPA a veces se conoce como alergia alimentaria retrasada. Los culpables alimentarios más comunes son los productos lácteos de vaca (como la fórmula), la soya, la avena, y el arroz; seguidos por otros alimentos como plátano, cebada, huevos, guisantes verdes, carnes, aves, mariscos, calabaza, y camote. La SEIPA es extremadamente rara en los bebés alimentados exclusivamente con leche materna.11 La SEIPA suele presentarse cuando un bebé que recientemente cambió de leche materna a fórmula o comenzó a comer sólidos presenta vómito entre 1 y 4 horas después, y diarrea entre 5 y 10 horas después de comer de un alimento específico. Otros síntomas incluyen presión arterial baja, temperatura corporal baja, palidez extrema, vómitos repetitivos, y deshidratación significativa. Afortunadamente, la mayoría de los casos de SEIPA se resuelven por completo durante la niñez. Si un niño es diagnosticado con SEIPA, un alergólogo o inmunólogo debe darle seguimiento cercano. 

Una nota sobre las erupciones por contacto

Los alimentos ácidos como los limones, las limas, las naranjas y los tomates a menudo causan una erupción inofensiva en la piel que entra en contacto con sus jugos.12 El sarpullido, que suele aparecer alrededor de la boca y el mentón, suele ser inofensivo y, por lo general, desaparece en unos minutos una vez que la piel se limpia (dando golpecitos suaves con un paño húmedo, sin frotar). Para ayudar a proteger la piel de los alimentos ácidos, se puede aplicar una crema protectora, como vaselina pura, en la cara antes de la hora de comer.


¿Listo/lista para más? Hablemos sobre cómo introducir los alérgenos alimentarios de forma segura a tu bebé.

Revisado por:

Corina M. Aycinena, MS, RD

Alexia Derma, MS, CCC-SLP/L

Sakina Bajowala, MD, FAAAAI. Board-Certified Allergist & Immunologist (allergy section)

  1. Food Allergy Education & Research. Learning Early About Peanut Allergy (LEAP) (website) Retrieved March 29, 2020.
  2. Groetch, M. E., Nowak-Wegrzyn, A. H., Quann, E., Boccella, J., Czerkies, L., Nutten, S., & Carvalho, R. (2018). Introduction of Allergen-Containing Foods: Feeding Infants and Toddlers Study (FITS) 2016. Journal of Allergy and Clinical Immunology141(2), AB401. https://doi.org/10.1016/j.jaci.2017.12.943 
  3. American Academy of Pediatrics, Clinical Report Highlights Early Introduction of Peanut-Based Foods to Prevent Allergies. (website) Retrieved November 1, 2019.
  4. FARE Facts and Statistics (website) Retrieved November 1, 2019.
  5. American Academy of Pediatrics, New guidelines detail use of ‘infant-safe’ peanut to prevent allergy (website) Retrieved November 1, 2019.
  6. FARE Facts and Statistics [website] and FARE, Common Allergens (website) Retrieved November 1, 2019.
  7. FARE Facts and Statistics (website) Retrieved November 1, 2019.
  8. FARE, Common Allergens (website) Retrieved November 1, 2019.
  9. FARE. Sesame Allergy. Retrieved July 12, 2021
  10. FARE, What Is A Food Allergy? (website). (Retrieved March 3, 2020)
  11. Nowak-Węgrzyn, A., Chehade, M., Groetch, M. E., Spergel, J. M., Wood, R. A., Allen, K., Atkins, D., Bahna, S., Barad, A. V., Berin, C., Brown Whitehorn, T., Burks, A. W., Caubet, J.-C., Cianferoni, A., Conte, M., Davis, C., Fiocchi, A., Grimshaw, K., Gupta, R., … Greenhawt, M. (2017). International consensus guidelines for the diagnosis and management of food protein–induced enterocolitis syndrome: Executive summary—Workgroup Report of the Adverse Reactions to Foods Committee, American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. Journal of Allergy and Clinical Immunology139(4), 1111-1126.e4. https://doi.org/10.1016/j.jaci.2016.12.966
  12. Paulsen, E., Christensen, L. P., & Andersen, K. E. (2012). Tomato contact dermatitis. Contact dermatitis, 67(6), 321–327. https://doi.org/10.1111/j.1600-0536.2012.02138.x. Retrieved August 14, 2020
Return to Blog