Tortilla [Español]

a stack of corn tortillas for babies starting solids

¿Cuándo pueden comer tortillas los(as) bebés?

Las tortillas suaves de maíz se pueden introducir a la dieta de el/la bebé tan pronto como el/ella esté listo(a) para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. Sin embargo, recomendamos posponer las tortillas de trigo hasta después del primer cumpleaños, ya que tienden a volverse gomosas y difíciles de manejar en la boca. También, reserva las tortillas tostadas/crujientes y los chips de tortilla (tortillas fritas) para los(as) niños(as) mayores, ya que son una causa común de ahogamiento en niños(as) pequeños(as).

¿De donde vienen las tortillas?

La historiadora de alimentos Maricel Presilla describe a la tortilla como “un pan antiguo que es enormemente complejo”—una descripción justa. La tortilla es un alimento básico en las Américas, donde el nombre se aplica a un pan plano sin levadura hecho tradicionalmente de maíz, un alimento sagrado. La tortilla también se conoce como chaw, gueta, hme, tlaxcalli y waaj para las personas que viven en México y América Central, cuyos antepasados aprendieron a convertir el maíz en pan nutritivo hace cientos de años. Los colonizadores españoles vieron semejanzas entre ese pan plano y un pastelillo simple hecho de trigo y cocinado sobre cenizas común en su tierra natal y, por lo tanto, llamaron al “pan” indígena con el mismo nombre, “tortilla”, y exigieron que se hiciera con trigo—el cual sigue siendo el grano preferido por algunos hasta el día de hoy.

Emilio, de 6 meses, come media tortilla de maíz con puré de frijoles negros untados sobre ella.
Juliet Rose, de 7 meses, come tiras de tortilla de maíz con frijoles negros.
Sebastián, de 17 meses, come una tortilla de maíz.

¿Son saludables las tortillas para los(as) bebés?

Sí, siempre y cuando sean bajas en sodio, como lo son la mayoría de las tortillas de maíz y algunas de trigo. La mayoría de las tortillas ofrecen una buena cantidad de carbohidratos, para obtener energía rápida, y fibra, para apoyar el desarrollo del microbioma intestinal, siendo las tortillas de trigo integral las más altas en fibra.

Fuera de estas similitudes, las tortillas hechas con diferentes granos y métodos tienen diferentes beneficios nutricionales. Las tortillas hechas con maíz nixtamalizado contienen almidón resistente para alimentar a las bacterias beneficiosas en el intestino.1 Las tortillas de maíz azul contienen antioxidantes adicionales, particularmente las antocianinas que le dan a la tortilla su tono azul.2 Las tortillas de trigo (que a menudo son enriquecidas o adicionadas con nutrientes esenciales) pueden ofrecer una buena cantidad de zinc y varias vitaminas B. Dicho esto, cada país tiene regulaciones diferentes cuando se trata del enriquecimiento de granos con nutrientes añadidos, por lo que el contenido nutricional de las tortillas puede variar según su país de origen.

★Consejo: Las tortillas pueden ser altas en sodio, así que busca opciones bajas en sodio para el/la bebé—idealmente menos de 100 miligramos por porción. Por lo general, las tortillas de maíz son más bajas en sodio que las tortillas de trigo.

¿Cuáles son las mejores tortillas para los bebés, las tortillas de maíz o las tortillas de trigo?

Para los bebés menores de 12 meses, las tortillas de maíz son más fáciles de manipular con las manos y tienen una textura más fácil en la boca. Sin embargo, después de 12 meses, puedes servir las tortillas que satisfagan las preferencias de tu familia. La mayoría de tortillas a base de maíz y trigo contienen muchos carbohidratos y fibra para nutrir a los(as) niños(as) en crecimiento, aunque hay algunos beneficios únicos relacionados con las tortillas elaboradas con maíz utilizando métodos tradicionales. Estas tortillas se hacen a mano con una masa simple de agua y maíz que ha sido nixtamalizada, un método de cocción que utiliza una solución alcalina para descomponer los granos antes de hacer la masa.

La nixtamalización del maíz aumenta la capacidad del cuerpo para absorber algunos nutrientes clave en el grano, entre esos el calcio, el hierro y la vitamina B3.3 Dicho esto, las tortillas de maíz industriales también ofrecen beneficios. Por ejemplo, a menudo son más asequibles y a veces están fortificadas con nutrientes clave que comúnmente son deficientes en la dieta de algunas mujeres embarazadas y bebés.4

En pocas palabras, tanto las tortillas de maíz como las de trigo, son excelentes alimentos, así que elige el tipo de tortilla que se adapte al desarrollo, las circunstancias y la cultura del niño(a).

¿Puedo servir tortillas libres de cereales o gluten a bebés y/o niños(as) pequeños(as)?

Sí, después de los 12 meses y siempre y cuando sean bajas en sodio. Las tortillas libres de cereales se pueden hacer con harinas como la harina de almendra, yuca, coliflor, semilla de chía, garbanzo, coco, linaza (semilla de lino) o quinua. Dependiendo de los ingredientes principales, las tortillas libres de cereales pueden ser bastante gomosas y pegajosas o muy desmenuzables y por eso son más adecuadas para niños(as) mayores de 12 meses de edad. Ten en cuenta que los beneficios nutricionales también variarán dependiendo de los ingredientes que se utilicen para hacer la tortilla. Algunas también pueden contener alérgenos comunes, así que lee cuidadosamente las etiquetas si te preocupan las alergias alimentarias.

¿Son las tortillas un peligro común de ahogamiento para los(as) bebés?

No, las tortillas no son un peligro común de ahogamiento. Sin embargo, las tortillas suaves pueden ser bastante gomosas y pueden ofrecer una textura difícil para los(as) nuevos(as) comensales. Además, algunas tortillas de trigo pueden formar una masa en la boca que se puede pegar a la lengua o al paladar. Ten en cuenta que las tortillas tostadas/crujientes y los chips de tortilla sí son peligros de ahogamiento y es mejor reservarlas para niños(as) mayores.

Para minimizar el riesgo, sirve tortillas de maíz suaves hasta que el/la niño(a) tenga al menos 12 meses y corta las tortillas en tamaños apropiados para la edad. Como siempre, asegúrate de crear un entorno de alimentación seguro y mantenerte al alcance del bebé durante las comidas. Para obtener más información sobre ahogamiento, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento y familiarízate con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Son las tortillas un alérgeno común?

Depende. Si bien muchas tortillas se hacen comúnmente de maíz, cada vez es más común que las tortillas se hagan de trigo y mezclas de granos como este, y el trigo es un alérgeno común. Las variedades de tortilla sin gluten o sin cereales también pueden contener alérgenos adicionales, como la leche, la soja y los frutos secos. Si el/la niño(a) tiene una alergia alimentaria, asegúrate de leer detenidamente la etiqueta nutricional de las tortillas.

El trigo es uno de los alérgenos alimentarios más comunes en los/las niños(as).5 Afortunadamente, dos tercios de los/las niños(as) superan la alergia para los 12 años de edad.6 Las personas con Síndrome de Alergia Oral (también conocido como síndrome al polen-alimento) pueden ser sensibles al trigo, particularmente aquellas que son alérgicas al polen del abedul y el pasto.7 Si bien es raro, algunas personas tienen una afección conocida como anafilaxia inducida por el ejercicio dependiente del trigo, que puede provocar una reacción alérgica grave si la persona hace ejercicio pocas horas después de comer trigo. Estos pacientes deben evitar comer trigo en las cuatro horas previas a la actividad extenuante.8

Es importante tener en cuenta que la alergia al trigo no es lo mismo que la enfermedad celíaca. Si bien una alergia al trigo puede ser superada, la enfermedad celíaca requiere una dieta y un estilo de vida estrictos y sin gluten de por vida.9 Una “alergia” al gluten suele ser un nombre inapropiado, a menudo en referencia a la enfermedad celíaca.10

Las tortillas de maíz están hechas de maíz, que no es un alérgeno común, aunque las reacciones al maíz no son desconocidas.11 Sin embargo, el maíz y los productos de maíz se han identificado como un desencadenante del síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias, también conocido como SEIPA o FPIES (por sus siglas en inglés).12 SEIPA es una alergia rara a la proteína de los alimentos que causa la aparición repentina de vómitos y diarrea repetitivos que comienzan unas horas después de la ingestión del desencadenante de los alimentos. Si no se trata, la reacción puede provocar deshidratación significativa.13 14 Afortunadamente, la mayoría de los casos se resuelven por completo durante la infancia. Para obtener más información sobre el SEIPA, lee nuestra publicación en Alérgenos Alimentarios y Bebés. Las personas con Síndrome de Alergia Oral (también conocido como síndrome de alergia polen-alimento) pueden ser sensibles al maíz, particularmente aquellas que son alérgicas al pasto o al polen.15 El síndrome de alergia oral suele provocar picazón, ardor u hormigueo de corta duración en la boca, pero también se ha informado de dolor abdominal con algunos granos de cereales. Es poco probable que dé lugar a una reacción peligrosa.16

Si sospechas que el/la bebé es alérgico(a) al trigo, habla con un proveedor de atención médica pediátrica antes de introducir tortillas de trigo en casa. Como lo harías al introducir cualquier alimento nuevo, comienza ofreciendo una pequeña cantidad en las primeras porciones y vigila de cerca cualquier signo de una reacción alérgica. Si no hay reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad en a las porciones futuras.

Guía Recomendada: Introducción de Alérgenos a los Bebés

¿Pueden las tortillas ayudar a los(as) bebés a hacer popó?

Si bien las tortillas varían considerablemente en términos de ingredientes, preparación y fortificación, se ha demostrado que las tortillas de maíz hechas específicamente con harina de maíz nixtamalizada son una buena fuente de fibra insoluble y soluble que ayuda a promover la regularidad intestinal.17 18 19 20 Ten en cuenta que los patrones de evacuación de heces pueden variar significativamente de un(a) bebé a otro(a). Asegúrate de hablar con tu proveedor de atención médica pediátrica si tiene inquietudes sobre la defecación y la función digestiva del bebé.

¿Cómo se preparan las tortillas para bebés que se autoalimentan o hacen BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 9 meses de edad: Ofrece a el/la bebé una tortilla de maíz suave cortada por la mitad o en tiras largas del tamaño de dos dedos adultos unidos. Cuando la tortilla esté fresca y suave, sírvela sola, pasando la pieza por el aire para que el/la bebé la agarre y la coma. Si está más seca y quebradiza, intenta cocinarla al vapor o remojarla en algún caldo para ablandarla para el/la bebé. De cualquier manera, la textura masticable de una tortilla probablemente significa que el/la bebé no consumirá mucho. Sin embargo, sostener y masticar la tortilla puede ayudar a el/la bebé a desarrollar sus habilidades de masticación. De otra manera, puedes también mezclar tortilla rallada en alimentos blandos que se puedan comer con las manos, como frijoles o huevos rancheros. Entre más suave la textura, más fácil de consumir será para el/la bebé. Espera hasta después del primer cumpleaños para servir tortillas de trigo, tortillas libres de cereales o gluten ya que puede formar una textura gomosa en la boca que es difícil de manejar y puede causar arcadas o ahogamiento. Reserva las tortillas tostadas o crujientes y los chips de tortilla para niños(as) más grandes.

9 a 12 meses de edad: A esta edad, los(as) bebés desarrollan el agarre de pinza (donde se encuentran el pulgar y el índice), lo cual les permite recoger y agarrar trozos más pequeños de comida. Cuando veas señales de este desarrollo, intenta reducir el tamaño a trozos pequeños de tortilla de maíz blanda baja en sodio. Puedes servir los pedazos solos, para que el/la bebé practique recogerlos, o mezclarlos con otros alimentos. Esta también es una buena edad para servir tortillas con un caldo, salsa o estofado y ofrecer algunas piezas simples, y algunas piezas que se han sumergido en la comida.

12 a 24 meses de edad: A medida que un(a) niño(a) avanza en sus habilidades para masticar y escupir, se pueden introducir tortillas de trigo. Trata de usar tortillas de maíz suave, trigo (blanco o integral) o libres de cereales para hacer enchiladas, quesadillas, huevo encamisado y otros platos. Si deseas, fomenta el uso de cubiertos ofreciendo un tenedor apropiado para la edad junto a la tortilla cortada en trozos pequeños o una cuchara junto a un estofado espeso con tortilla. Ten en cuenta que el uso de cubiertos puede ser agotador para los/las nuevos(as) comensales, y muchos niños(as) alternan entre alimentarse con los dedos y los utensilios. No te preocupes si el/la niño(a) rechaza un cubierto; el uso consistente y preciso de un cubierto llegará a su debido tiempo, probablemente entre los 18 y los 24 meses de edad.

¿Buscas guías en español? Verifica a nuestros guías disponible en español.

¿Cuáles son ideas de recetas para cocinar con tortillas?

Enchiladas, papadzules, quesadillas, tacos, tlacoyos—¡hay tantos platillos para probar! Las tortillas se pueden rellenar con casi cualquier alimento, y si necesitas inspiración, mira las diversas cocinas de México y América Central, donde la tortilla se sirve, no solo con proteínas como frijoles, pollo, huevo, pescado o cerdo, sino también con abundantes combinaciones de vegetales, como cebollas y nopales a la parrilla, champiñones asados y pimienta, o papa guisada con flores de calabaza. Usa aderezos y/o salsas para agregar sabor, textura y nutrientes, como queso blanco, semillas de calabaza o chapulines.

★Consejo: ¿Quieres servirle una tortilla con queso (quesadilla) al bebé? Para bebés menores de 12 meses de edad, busca quesos pasteurizados bajos en sodio, como el queso de cabra fresco, queso blanco o queso fresco. Estos quesos frescos no se derretirán ni supurarán (lo cual puede ser un riesgo de ahogamiento), pero se pueden desmenuzar en la comida del bebé o mezclarse con rellenos suaves para la tortilla.

Receta: El primer taco de el/la bebé

two tortillas spread with black bean puree, cheese, and avocado next to a square bowl with avocado and mashed black beans inside it

Rendimiento: 2 tacos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Edad: 6 meses o más

Ingredientes

  • 2 tortillas de maíz
  • ½ taza (86 gramos) frijoles negros cocidos (de lata o frescos)
  • limón
  • sal al gusto para adultos y niño(as) mayores (opcional: mayores de 12 meses)
  • aguacate
  • 1 onza (28 gramos) de queso fresco pasteurizado (opcional)

Esta receta contiene un alérgeno común: lácteos (queso fresco). No la sirvas a un(a) niño(a) hasta después de que este alérgeno haya sido introducido en su dieta de manera segura. Siempre verifica si hay alérgenos potenciales en las etiquetas de los alimentos procesados comprados en tiendas, como la tortilla de maíz. Los ingredientes añadidos pueden incluir alérgenos comunes, como el trigo.

Instrucciones

  1. Evalúa la frescura de las tortillas: si son suaves y flexibles, continúa al paso 2. Si están secas y quebradizas, envuelve las tortillas en una toalla húmeda, luego ponlas al vapor hasta que estén suaves, en aproximadamente 1 minuto en el microondas o en el horno caliente. Desenvuelve las tortillas y colócalas en una tabla de picar para que se enfríen.
  2. Si los frijoles son de lata, enjuágalos para eliminar el exceso de sodio, luego aplástalos ligeramente. Un poco de textura está bien.
  3. Mezcla el jugo de la mitad del limón en los frijoles triturados. Guarda la otra mitad para otro uso.
  4. Extiende una capa delgada de puré de frijoles en una tortilla para el/la bebé, luego agrega una o dos cucharadas de frijoles en el tazón de el/la bebé. Vierte el resto de los frijoles triturados en la otra tortilla para ti y agrega sal al gusto.
  5. Pela y corta un poco de aguacate en porciones apropiadas para la edad para el/la bebé. Tritura una rebanada y úntala sobre la tortilla con los frijoles, y pone un poco del aguacate cortado en el tazón de el/la bebé. El tamaño exacto de la porción varía. Deja que el/la niño(a) decida cuánto comer. Coloca el resto del aguacate encima de los frijoles en la tortilla.
  6. Si decides usarlo, desmenuza el queso fresco, luego espolvorea una pizca o dos sobre los frijoles negros en la comida del bebé. Espolvorea el resto sobre el tuyo.
  7. Decide cómo servir el taco al bebé. Para los/las bebés más pequeños(as), intenta cortar la tortilla en tiras del tamaño de dos dedos de adulto apretados entre sí. Para los/las niños(as) pequeño(as) con habilidades para tomar bocados, considera doblar la tortilla por la mitad, juntando los lados de frijoles.
  8. Ofrece al bebé la tortilla con frijoles y aguacate untado sobre ella junto al tazón con el resto del aguacate y frijoles negros y deja que el/la niño(a) trate de autoalimentarse. Si el/la bebé tiene dificultades para recoger la tortilla, pásale un pedazo por el aire para que el/la bebé lo agarre de ti. ¡Come tu taco junto al bebé para modelar cómo se hace!

Para Almacenar: Las sobras de tortilla de maíz, frijoles negros cocidos, limón cortado y aguacate cortado se pueden guardar en recipientes herméticos separados en el refrigerador por 3 días.

Maridajes de sabor:

Las tortillas combinan bien con aguacatejacalimóncalabaza, queso fresco, y tomate.

Revisado por

J. Truppi, MSN, CNS

C. Aycinena, MS RD

V. Kalami, MNSP, RD, CSP

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

S. Bajowala, MD, Alergista e Inmunóloga Certificada por la Junta de la FAAAAI (sección de alergias)

R. Ruiz, MD, FAAP. Pediatra general certificada por la junta y gastroenteróloga pediátrica

  1. Rooney, L. W. & Serna-Saldivar, S. O. eds. (2017). Wheat flour and corn products: Tortilla. Retrieved February 14, 2022
  2. Rooney, L. W. & Serna-Saldivar, S. O. eds. (2017). Wheat flour and corn products: Tortilla. Retrieved February 14, 2022
  3. Orchardson, E. (2021). What is nixtamalization? International Maize and Wheat Improvement Center. Retrieved February 14, 2022
  4. Zaragovia, V. (2016). Coming soon to a tortilla near you: A vitamin to prevent birth defects. NPR. Retrieved February 14, 2022
  5. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved February 7, 2022
  6. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved February 7, 2022
  7. Kashyap, R. R., & Kashyap, R. S. (2015). Oral Allergy Syndrome: An Update for Stomatologists. Journal of allergy, 2015, 543928. DOI:10.1155/2015/543928. Retrieved February 17, 2022
  8. Feldweg AM. (2017). Food-Dependent, Exercise-Induced Anaphylaxis: Diagnosis and Management in the Outpatient Setting. J Allergy Clin Immunol Pract. 5(2):283-288. doi: 10.1016/j.jaip.2016.11.022. Retrieved February 14, 2022
  9. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved February 7, 2022
  10. American College of Allergy, Asthma & Immunology. Wheat Allergy. Retrieved February 17, 2022
  11. Scibilia, J., Pastorello, E. A., Zisa, G., Ottolenghi, A., Ballmer-Weber, B., Pravettoni, V., Scovena, E., Robino, A., & Ortolani, C. (2008). Maize food allergy: a double-blind placebo-controlled study. Clinical and experimental allergy : journal of the British Society for Allergy and Clinical Immunology, 38(12), 1943–1949. DOI: 10.1111/j.1365-2222.2008.03094.x. Retrieved February 14, 2022
  12. Masse, M-S, Caimmi, D, Demoly P. (2012). A delayed reaction to oxaliplatin. Journal of Investigations in Allergology and Clinical Immunology 22 (5), 372-392. Retrieved February 14, 2022
  13. Blackman, A. C., Anvari, S., Davis, C. M., & Anagnostou, A. (2019). Emerging triggers of food protein-induced enterocolitis syndrome: Lessons from a pediatric cohort of 74 children in the United States. Annals of allergy, asthma & immunology : official publication of the American College of Allergy, Asthma, & Immunology, 122(4), 407–411. DOI: 10.1016/j.anai.2019.01.022. Retrieved February 14, 2022
  14. Mehr, S., & Campbell, D. E. (2019). Food protein-induced enterocolitis syndrome: guidelines summary and practice recommendations. The Medical journal of Australia, 210(2), 94–99. DOI: 10.5694/mja2.12071. Retrieved February 14, 2022
  15. Kashyap, R. R., & Kashyap, R. S. (2015). Oral Allergy Syndrome: An Update for Stomatologists. Journal of allergy, 2015, 543928. DOI:10.1155/2015/543928. Retrieved February 17, 2022
  16. Kashyap, R. R., & Kashyap, R. S. (2015). Oral Allergy Syndrome: An Update for Stomatologists. Journal of allergy, 2015, 543928. DOI:10.1155/2015/543928. Retrieved February 17, 2022
  17. Mariscal-Moreno RM, de Dios Figueroa Cárdenas J, Santiago-Ramos D, Rayas-Duarte P, Veles-Medina JJ, Martínez-Flores HE. Nixtamalization Process Affects Resistant Starch Formation and Glycemic Index of Tamales. J Food Sci. 2017;82(5):1110-1115. doi:10.1111/1750-3841.13703
  18. Cereal Grains for the Food and Beverage Industries (2013). Woodhead Publishing Series in Food Science, Technology and Nutrition, 67-113, 114e-115e
  19. Serna-Saldivar, Sergio O. (2019). Corn – Chemistry and Technology (3rd Edition). Elsevier. Retrieved from https://app.knovel.com/hotlink/toc/id:kpCCTE000T/corn-chemistry-technology/corn-chemistry-technology
  20. Rooney, L. W. & Serna-Saldivar, S. O. eds. (2017). Wheat flour and corn products: Tortilla. Retrieved February 14, 2022 from https://www.sciencedirect.com/book/9781891127885/tortillas
Return to Blog