¿Cuándo está listo el bebé para comenzar los alimentos sólidos?

Adie, sentada y tratando de agarrar algo con su mano.

¿Está listo el bebé para comenzar los alimentos sólidos?

La mayoría de los bebés sanos, que nacen a término están listos para comenzar a comer alimentos sólidos alrededor de los 6 meses de edad. Sin embargo, antes de empezar, asegúrate de que el bebé ha alcanzado estos hitos del desarrollo esenciales:

  • Sentarse: El bebé es capaz de sentarse con apoyo mínimo
  • Control de la cabeza: El bebé es capaz de mantener la cabeza erguida y firme por la duración de la comida
  • Alcanzar y agarrar: El bebé es capaz de agarrar objetos y llevárselos a la boca fácilmente
  • Interés: el bebé observa atentamente cuando comes, busca comida con la boca o se inclina hacia adelante para alcanzarla.

Los bebés que muestran todos los hitos del desarrollo anteriores tienen las habilidades fundamentales necesarias para explorar los alimentos sólidos de manera segura. Si bien algunos pediatras todavía recomiendan que los bebés comiencen con cereal de arroz y papillas alrededor de los 4 meses, este es un consejo obsoleto: a partir de 2020, la Academia Estadounidense de Pediatría, los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. y la Organización Mundial de la Salud recomiendan esperar hasta que el bebé tenga alrededor de 6 meses de edad y muestre señas de estar listo para introducir alimentos sólidos. Además, los estudios han demostrado que comenzar con sólidos antes de los 4 meses de edad puede estar asociado con un aumento de peso no saludable, tanto en la infancia como en la niñez.1

Amelia, 6 meses, sentada en su silla alta demostrando los hitos esenciales para introducción de alimentos sólidos.

Mira nuestro video para ejemplos visuales y respuestas a preguntas frecuentes acerca de cómo saber cuando el bebé está listo para los alimentos sólidos.

¿Cómo comenzar con los alimentos sólidos?

Si el bebé muestra todas las señas de que está listo mencionadas anteriormente, ¡hurra! ¡Te espera una aventura gastronómica! No existe una manera perfecta de ofrecer alimentos sólidos al bebé por primera vez, pero hay tres métodos para comenzar la alimentación complementaria: BLW (alimentación autorregulada con bocados), alimentación con cuchara y alimentación combinada (una combinación de alimentación con cuchara y alimentación autorregulada). Independientemente del enfoque que adoptes, los alimentos sólidos deben complementar, no reemplazar la leche materna o la fórmula hasta que el bebé tenga por lo menos un año de edad.

Nya, 6 meses, pasando tiempo boca abajo en el piso, demostrando control de la cabeza.

Para obtener más información sobre cada uno de estos métodos de alimentación, visita nuestra sección sobre métodos y ¡no dudes en improvisar! La comida es cultural y cada familia es diferente.

¿Cuáles son los mejores primeros alimentos para bebés?

Contrariamente a la creencia popular, los bebés no necesitan comenzar su alimentación con cereal de arroz suave y papillas aguadas. De hecho, la mayoría de los alimentos comerciales para bebés contienen ingredientes como arroz, zanahoria y camote que naturalmente contienen niveles altos de metales tóxicos (arsénico, cadmio, plomo y mercurio) y no son las mejores opciones para cerebros y cuerpos en desarrollo.2

En cuanto a los mejores primeros alimentos, existen muchas opciones nutritivas, pero lo que es “mejor” para un bebé será diferente de lo que es mejor para otro. Nutricionalmente, los mejores primeros alimentos para bebés son ricos en hierro, proteínas, calcio, vitaminas A, C, D y zinc, siendo el hierro uno de los nutrientes más importantes.3

Para ver nuestros primeros alimentos para bebés favoritos, consulta nuestras guías o nuestra base de datos gratuita First Foods®.

Además de los nutrientes, considera qué alimentos te gustan a ti y a tu familia al elegir los primeros alimentos del bebé. Debido a que existen importantes beneficios relacionados con ver el ejemplo de los padres, así como comer los mismos alimentos al mismo tiempo que el bebé4, es mejor servir los primeros alimentos como parte de una comida familiar desde el principio, donde puedes enseñarle al bebé la alegría de comer así como las habilidades involucradas en comer. 

Estudios han demostrado que los bebés que se exponen repetidamente a una variedad de alimentos en su primer año de sólidos son más propensos a aceptar nuevos alimentos más adelante5 y que los bebés que se alimentan principalmente con una dieta de alimentos insípidos y sin textura tienen más probabilidades de preferir estos tipos de alimentos más adelante en la vida.6

Mahalia, agarrando una fresa.

En términos del equipo para alimentación , hay dos categorías de cosas que querrás tener a la mano antes de comenzar la alimentación complementaria: artículos que te ayuden a crear un ambiente de alimentación seguro y artículos que minimicen el desorden.

Para prevenir la alimentación quisquillosa y asegurarse de que estás ofreciendo los nutrientes que el bebé necesita, concéntrate en servir una amplia variedad de alimentos ricos en hierro, incluidos frijoles, lentejas, carnes rojas, órganos (como hígado), aves de corral, nueces, guisantes y pescado con bajo contenido de mercurio, como el salmón y las sardinas.

¿Qué necesitarás para comenzar?

Además de una silla alta adecuada, hay algunas cosas que necesitarás antes de que el bebé comience la alimentación complementaria. Pero de igual importancia al equipo que necesitas, es tu propia preparación mental. Asegúrate de crear un entorno de alimentación seguro. Familiarízate con los métodos de introducción de sólidos. Y, por último, maneja tus expectativas: aprender a comer es un proceso y va a tomar tiempo para que el bebé se acostumbre.

Equipo de seguridad:

  • Silla alta: Asiento vertical, reposapiés y bandeja extraíble para que el bebé pueda comer en la mesa contigo.
  • Vaso abierto: Vaso abierto de tamaño apropiado para la edad del bebe que no se quiebra.
  • Platos y tazones: Vajilla que no se quiebre o lastime a alguien cuando vuele por la habitación. Los platos con base de succión y con borde funcionan mejor para la autoalimentación.

Minimizar el desorden:

  • Tapetes protectores: 2-3 tapetes impermeables para poner debajo y alrededor de la silla alta.
  • Baberos y batas: Babero con lavabo y 3-4 delantales (se pueden usar debajo del babero)
  • Toallitas: ¡Muchas!

Revisado por:

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

  1. M. Taveras, Emily Oken and Matthew W. Gillman Pediatrics. March 2011, 127 (3) e544-e551.
  2. Healthy Babies, Bright Futures, Lowering the Levels: A Healthy Baby Food Initiative 2019.
  3. NCBI, Infant and Young Child Feeding, 2009.
  4. Wardle J., Cooke L. Genetic and environmental determinants of children’s food preferences. British Journal of Nutrition. 2008; 99(1): S15-S21. doi: 10.1017/S000711450889246X
  5. Bouhlal S., Issanchou S., Chabanet C., Nicklaus S. ‘Just a pinch of salt’. An experimental comparison of the effect of repeated exposure and flavor-flavor learning with salt or spice on vegetable acceptance in toddlers. Appetite. 2014;83:209–217. doi: 10.1016/j.appet.2014.07.032.
  6. Bently, Amy. Inventing Baby Food. p 159. (2014).
Return to Blog