Espárragos [Español]

a bunch of green asparagus spears before being prepared for babies starting solid food

¿Cuándo pueden comer espárragos los/las bebés?

Los espárragos se pueden introducir a la dieta tan pronto como el/la bebé esté listo(a) para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. La forma larga y parecida a un palito de los espárragos hace que sean un alimento fácil de agarrar y sostener para los/las bebés. No esperes que coma mucho al principio: la textura fibrosa de la verdura puede ser un desafío para que los/las pequeños(as) comedores la muerdan, mastiquen y traguen.

★Consejo: Cuando compres espárragos, pon atención a la punta de la lanza y al extremo cortado, no a su grosor. Los espárragos frescos tienen puntas enrolladas estrechamente y fibra jugosa en el extremo cortado. Intenta elegir lanzas que son de un ancho similar para que se cocinen de manera uniforme.

Orígenes de los espárragos

Los espárragos son una planta perenne con floración que los humanos han cultivado en todo el mundo como fuente de alimento y medicina desde tiempos antiguos. La planta prospera en lugares soleados, donde sus lanzas tiernas y jóvenes se cosechan antes de que sus pieles se vuelvan leñosas y sus botones florales (también llamados puntas de espárragos) comiencen a abrirse. Algunos piensan que los espárragos son un vegetal verde, pero hay variedades moradas y blancas, cada una de las cuales ofrece un sabor matizado, algunas son más herbáceas y dulces que otras. Los espárragos no necesitan mucho condimento. La verdura se puede comer cruda en ensaladas, ligeramente al vapor y servida con una salsa simple, y asada a la parrilla para un sabor caramelizado más profundo.

Amelia, 6 meses, prueba un espárrago por primera vez.
Riley, 8 meses, come espárragos. Nota: no es necesario cortar la puntas de los espárragos y las puntas suelen ser la parte más fácil de comer para los bebés pequeños, si se mantienen intactas con la lanza.
Max, 23 meses, examina un espárrago intacto.

¿Son los espárragos saludables para los/las bebés?

Si. Los espárragos contienen mucho ácido fólico, el cual promueve la salud celular y la producción de aminoácidos, así como vitamina B6 que ayuda a los/las niños(as) a procesar proteínas y carbohidratos. En términos generales, cuanto más colorida la comida, más vitaminas y antioxidantes contiene. Los espárragos no son la excepción: los espárragos verdes y morados contienen más vitamina A, hierro de origen vegetal y antioxidantes que los espárragos blancos.1 2 3 Sin considerar el color, todos los espárragos contienen mucha fibra, incluida la fibra prebiótica, que ayuda a la digestión y a tener un microbioma saludable.

No es raro que los espárragos causen gases y algunas molestias intestinales como resultado de su contenido de carbohidratos y fibra, así que considera introducir los espárragos lentamente. La rafinosa, un tipo de azúcar que también está presente en los frijoles, los cereales integrales y otras verduras, como el brócoli, las coles de Bruselas y el repollo, es uno de los culpables. Los espárragos también contienen fructanos, que pueden ser difíciles de digerir para algunas personas y causar gases, hinchazón, diarrea y otros síntomas. Por último, la fibra de los espárragos permanece sin digerir hasta llegar al intestino grueso, donde las bacterias la digieren a través de la fermentación, provocando gases. Comience lentamente y trabaje hacia arriba.

Los espárragos enlatados son una buena opción cuando no se tiene acceso a espárragos frescos. Pero cuando sea posible trata de comprar marcas con etiquetas de bajo contenido de sodio y libres de BPA. También puedes enjuagar los espárragos enlatados antes de servirlos para minimizar el sodio en la dieta de un(a) niño(a).4

★Consejo: Los espárragos se deben guardar en el refrigerador, ya sea en el cajón de frutas y vegetales envueltos en una toalla húmeda, o de pie en un vaso con agua como las flores. Los nutrientes de los espárragos se descomponen a pocos días de haber sido cosechados, así que es ideal comerlos uno o dos días después de comprarlos.

¿Por qué huele la orina después de comer espárragos?

El consumo de espárragos puede resultar en un olor de orina fuerte pero inofensivo. Se cree que el olor es causado por el ácido asparagúsico que en el cuerpo se convierte en sustancias químicas con azufre que terminan en la orina.5 No todas las personas son portadoras del gen que desencadena el olor, y algunas personas no pueden sentir el olor en lo absoluto.6

¿Son los espárragos un peligro de ahogamiento para los/las bebés?

Si. Los espárragos son cilíndricos y además pueden ser difíciles de masticar. Irónicamente, el riesgo puede ser mayor con los espárragos picados, ya que es mas fácil que un(a) bebé intente tragar un trozo de comida pequeño y redondo sin masticar. En cambio, un tallo entero probablemente se puede ablandar y aplanar al masticar, o puede generaruna fuerte arcada. Para minimizar el riesgo de ahogamiento, cocina los espárragos hasta que estén blandos y corta el tallo a lo largo por la mitad para que ya no sean redondos. Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer, mantén a el/la bebé al alcance de tu mano durante las comidas, y consulta nuestras sugerencias de porciones apropiadas para la edad presentadas más adelante.

Para obtener más información sobre ahogamiento, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento y familiarizarte con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Son los espárragos un alérgeno común?

No. Las alergias a los espárragos son raras, pero se han reportado.7 Las personas que son sensibles a las plantas de la familia Liliácea (cebollín, ajo, puerro, cebolla y chalotes) pueden tener un mayor riesgo de alergia a los espárragos o experimentar urticaria o dermatitis de contacto por la manipulación de espárragos.8 Al igual que al introducir cualquier alimento nuevo, comienza ofreciendo una cantidad pequeña en las primeras porciones. Si no hay alguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Cómo se prepara el espárrago para los/las bebés haciendo BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 9 meses de edad: Ofrece puntas de espárragos cocidos enteros que se hayan cocinado hasta que estén suaves; prueba que estén suficientemente cocinados pinchando con un tenedor. Si cocinas los espárragos al vapor o los hierves, pueden ablandarse y ser difíciles de agarrar para los comedores jóvenes, así que considera otras preparaciones como asar a la parrilla, saltear u hornear. La mayoría de las lanzas enteras no acabarán en el estómago, pero son un alimento fantástico para desarrollar las habilidades motoras orales, específicamente el movimiento lateral de la lengua y la masticación. Si deseas maximizar el consumo, corta los espárragos cocidos a lo largo y luego pícalos y mézclalos en alimentos que se puedan cucharear como platos de huevo, ensaladas de granos y purés de verduras. Y recuerda, ¡comer espárragos puede darle un olor fuerte a la orina de un(a) niño(a)!

9 a 12 meses de edad: A esta edad, es probable que los/las bebés estén desarrollando su agarre de pinza (donde se encuentran los dedos pulgar e índice), lo que les permite recoger trozos de comida más pequeños. Como tal, es un buen momento para reducir el tamaño de una lanza entera a espárragos picados y cocinados hasta que estén blandos. Para reducir el riesgo de ahogamiento, primero corta la lanza a lo largo por la mitad para que ya no sea redonda y luego córtala en trozos pequeños del tamaño de un bocado. Por supuesto, puedes continuar con espárragos grandes para que el/la bebé siga practicando el morder y desgarrar.

12 a 24 meses de edad: Tienes más opciones a esta edad. Intenta aumentar el tamaño y servir un espárrago entero para enseñarle al niño(a) pequeño(a) cómo morder y masticar (o escupir si es necesario). O intenta servir espárragos picados, crudos o cocidos, ya sea solos, condimentados de forma simple,o mezclados en un platillo blando que sea fácil de comer para un(a) niño(a). Alrededor de los 18 meses de edad, muchos(as) niños(a) pequeños(as) también están listos para intentar comer los espárragos crudos. Solo recuerda que la textura leñosa y fibrosa de una lanza de espárragos hace que sea bastante difícil de masticar, así que prepárate para que escupan una gran parte hasta más cerca de los dos años.

a hand holding 2 whole cooked asparagus spears for babies 6 months+
Espárragos enteros cocidos para bebés de 6 meses o más.
a hand holding bite-sized pieces of asparagus that have been halved lengthwise so they are no longer round
Trozos de espárragos del tamaño de un bocado para bebés de 9 meses o más. Si bien aun puedes ofrecer lanzas enteras a esta edad, corta los tallos en trozos más pequeños probablemente resultara en que el bebé coma más, ya que las lanzas enteras son difíciles de morder y masticar. Asegura de cortar los espárragos a lo largo antes de cortar para que los trozos ya no sean redondos.

Receta: Espárragos al limón

lemon wedges next to cooked whole asparagus spears on a white background

Rendimiento: 1 ½ tazas (225 gramos)

Tiempo de preparación: 15 minutos

Edad: 6 meses o más

Ingredientes:

  • ½ libra (225 gramos) de espárragos frescos
  • 1 cucharada (14 gramos) de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas (10 gramos) de jugo de limón

Instrucciones:

  1. Lava los espárragos.
  2. Rompe o corta los extremos leñosos. Desecha o guarda para otro uso, como sopas o caldos.
  3. Corta las lanzas en tamaños apropiados para la edad de el/la bebé.
  4. Cocina los espárragos al vapor hasta que estén suaves, por unos 10 minutos.
  5. Transfiere los espárragos a un tazón amplio. Mezclalos con el aceite y el jugo de limón.
  6. Sirve algunos espárragos en el tazón de el/la niño(a). El tamaño exacto de la porción es variable. Deja que el apetito del niño(a) determine cuánto come.
  7. Deja que el/la niño(a) se alimente por sí mismo(a) con las manos. Si deseas incentivar el uso de cubiertos, simplemente precarga un tenedor con un bocado de espárrago y coloca junto al tazón para que el/la niño(a) intente agarrarlo. Alternativamente, pasa el tenedor precargado en el aire para que el/la niño(a) la agarre.
  8. Para almacenar: Guarda los espárragos cocidos en un recipiente hermético en el refrigerador durante 2 días.

Maridajes de sabores:

Los espárragos tienen un sabor herbáceo con un toque de dulzura. Use espárragos para agregar brillo a alimentos con almidón como cuscús, freekeh, trigo de Jorasán (Kamut), quinua, pasta, papa morada, camote y papa blanca; alimentos ricos en proteína como huevo, vieira y sardina; frutos secos como almendras, maní, y nueces; y champiñones terrosos como el champiñón shiitake, el champiñón ostra y el champiñón blanco. Combinar los espárragos con otras verduras herbáceas como la alcachofa, el brócoli, los chicharos o los guisantes complementa su sabor ligeramente dulce. También puedes intensificar los espárragos con condimentos agrios de jugo de limón, lima o naranja y alimentos ricos en umami como el queso parmesano y el tomate.

Revisado por:

E. Cerda, MS, CNS, LDN

A. Gilbaugh, RD, CNSC

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

S. Bajowala, MD, FAAAAI. Board-Certified Allergist & Immunologist (allergy section)

R. Ruiz, MD Board-Certified General Pediatrician and Pediatric Gastroenterologist

  1. Amaro-López, M.A., Zurera-Cosano, G., Moreno-Rojas, R. (1998). Trends and nutritional significance of mineral content in fresh white asparagus spears. International Journal of Food Sciences and Nutrition, 49(5), 353-363. DOI:10.3109/09637489809089410. Retrieved May 13, 2021.
  2. Wang, M., Tadmor, Y., Wu, Q.L., Chin, C.K., Garrison, S.A., et al. (2003). Quantification of protodioscin and rutin in asparagus shoots by LC/MS and HPLC methods. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 51(21), 6132-6136. DOI:10.1021/jf0344587. Retrieved May 13, 2021.
  3. Maeda, T., Kakuta, H., Sonoda, T., Motoki, S., Ueno, R., et al. (2005). Antioxidation Capacities of Extracts from Green, Purple, and White Asparagus Spears Related to Polyphenol ConcentrationHortScience: A Publication of the American Society of Horticultural Science, 40(5), 1221-1224. DOI:10.21273/HORTSCI.40.5.1221. Retrieved May 13, 2021.
  4. Vermeulen, R.T., Sedor, F.A., Kimm, S.Y. (1983). Effect of Water Rinsing on Sodium Content of Selected Foods. Journal of American Dietetic Association, 82(4), 949-969. Retrieved January 4, 2021.
  5. Mitchell, S.C. (2013). Asparagus, Urinary Odor, and 1,2-Dithiolane-4-Carboxylic Acid. Perspectives in Biology and Medicine, 56(3), 341-351. DOI:10.1353/pbm.2013.0031. Retrieved May 14, 2021.
  6. Lison M., Blondheim S.H., Melmed R.N. (1980). A polymorphism of the ability to smell urinary metabolites of asparagus. The BMJ, 281(6256),1676-1678. DOI:10.1136/bmj.281.6256.1676. Retrieved May 14, 2021.
  7. Tabar, A. I., Alvarez-Puebla, M.J., Gomez, B., Sanchez-Monge, R., García, B.E., et al. (2004). Diversity of asparagus allergy: Clinical and immunological features. Clinical and Experimental Allergy: Journal of the British Society for Allergy and Clinical Immunology, 34(1), 131–136. DOI:10.1111/j.1365-2222.2004.01856.x. Retrieved May 21, 2021.
  8. Tabar, A. I., Alvarez-Puebla, M. J., Gomez, B., Sanchez-Monge, R., García, B. E., Echechipia, S., Olaguibel, J. M., & Salcedo, G. (2004). Diversity of asparagus allergy: Clinical and immunological features. Clinical and Experimental Allergy: Journal of the British Society for Allergy and Clinical Immunology, 34(1), 131–136. DOI: 10.1111/j.1365-2222.2004.01856.x. Retrieved May 28, 2021.
Return to Blog