Trigo [Español]

a pile of wheat berries before being prepared for babies starting solid food

¿Cuándo pueden comer trigo los/las bebés?

El trigo se puede comenzar a ofrecer tan pronto como el/la bebé esté listo para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. El trigo es un alérgeno común en los niños/niñas, así que ten cuidado de introducir el grano en pequeñas cantidades al principio.1

Historia y origen

La nutritiva planta de trigo ha recorrido un largo camino desde los tiempos prehistóricos, cuando los seres humanos comenzaron a crecer y comer el antiguo grano. En la actualidad es uno de los granos de cereal más cultivados del mundo, sólo superado por el maíz. La planta de trigo tiene un extenso árbol genealógico con muchas variedades para probar, de einkorn a emmer, farro a freekeh, sémola a espelta. Sin embargo, un tipo de trigo domina el mercado mundial: el trigo común, o “trigo de pan”, como a veces se le llama debido a su popularidad para los productos horneados. En el momento de la cosecha, los agricultores trillan la semilla de la hierba, y a partir de ahí, los granos se procesan para crear cientos de productos alimenticios. Por ejemplo, el trigo común se utiliza para hacer bagels, cerveza, pan, cuscús, galletas saladas, croissants, tortillas de harina, naan, fideos y pasta, pita, masa de pizza, carne a base de plantas, udon y muchos más alimentos deliciosos.

Para obtener información sobre otros productos de trigo, consulte nuestras páginas sobre pan, cuscús, freekeh, trigo Jorasán, y pasta.

Elliott, de 6 meses, come un cereal de farina de trigo.
Mahalia, de 15 meses, come gachas de bayas de trigo.
Max, de 15 meses, como panqueques de arándanos azules.

El trigo, ¿Es saludable para los/las bebés?

Si. El trigo ofrece muchos carbohidratos, además de algo de fibra y proteínas. Sin embargo, algunos tipos de trigo contienen más nutrientes que otros. El proceso de preparación también juega un papel vital en la nutrición. Echemos un vistazo a tres productos de trigo de uso diario:

Bayas de Trigo. La forma más nutritiva de servir el trigo es la baya de trigo, que es simplemente el grano entero sin la cáscara que no es comestible. Las bayas de trigo se pueden moler para hacer harina, pero cuando se sirven como un grano entero, ofrecen mucha nutrición gracias a sus componentes clave: el salvado rico en fibra, el endospermo almidonoso y el germen lleno de nutrientes. Estas partes del núcleo del grano contienen mucha fibra, proteínas y nutrientes como hierro, magnesio, selenio y vitaminas B. Las bayas de trigo contienen compuestos vegetales beneficiosos como carotenoides, líganos y fitoesteroles que pueden apoyar la salud del corazón.2 3

Harina de Trigo Integral. La harina de trigo integral es una gran opción cuando se hornea comida para niños/niñas. Cuando los granos de trigo se muelen para hacer harina, a veces los productores incluyen el salvado y el germen; otras veces estas partes del grano se eliminan. Esa es la diferencia entre la harina de trigo integral y la harina blanca, que consiste solo en el endospermo almidonoso. Libra por libra, la harina de trigo integral contiene más calorías, proteínas, fibra y nutrientes como hierro, zinc y vitaminas B que la harina blanca.

Harina Blanca de Trigo. La harina blanca contiene menos nutrientes que la harina de trigo integral, pero todavía ofrece muchos carbohidratos para energizar a los bebés en crecimiento. La harina blanca tiene muchas presentaciones: para todo uso, blanqueada, para pastel, enriquecida, para hojaldres, con levadura, sin blanquear y simplemente harina de trigo. Cada tipo tiene ligeras variaciones en la cantidad de nutrientes, y las harinas enriquecidas generalmente ofrecen la mayor nutrición de las harinas blancas.

★Consejo: Elige trigo orgánico cuando esté disponible y tu presupuesto te lo permita—u opta por granos alternativos como amaranto, alforfón, trigo Jorasán, o quinua. El trigo cultivado convencionalmente se rocía comúnmente con pesticidas que pueden afectar negativamente la salud humana y ambiental.4 5

¿Qué panes son los más nutritivos para bebés?

El pan germinado es una excelente opción para los/las bebés. El pan germinado está hecho de granos que han comenzado el proceso de germinación, lo que significa que las semillas han comenzado a brotar por la exposición al agua y las temperaturas cálidas. Este proceso genera más nutrientes que el de los granos de trigo integral, además los granos germinados ayudan al cuerpo humano a absorber mejor estos nutrientes de los alimentos.6

Otra buena opción es el pan de masa madre. El pan de masa madre se hace a base de una masa que consiste de agua y trigo. A medida que el trigo se fermenta en agua, la masa inicial desarrolla levadura natural y descompone el gluten. Al igual que los panes germinados, el pan de masa madre también es más fácil de digerir, además, los nutrientes en este pan también son absorbidos más fácilmente por el cuerpo humano que el pan hecho con harina blanca refinada.7

Conoce más acerca de los mejores panes para bebés.

Los/las bebés, ¿Pueden comer gluten?

Sí—siempre y cuando el niño/niña no tenga alergia al trigo, sensibilidad al gluten no celíaca, o enfermedad celíaca. 

El gluten es simplemente un tipo de proteína en el trigo y otros granos como la cebada, el centeno y algunas avenas. El gluten es comestible, pero se vuelve problemático para las personas con enfermedad celíaca, una enfermedad autoinmune caracterizada por el daño al intestino delgado cuando se consume gluten.8 9 10 Algunas personas pueden ser sensibles al gluten, pero es posible que no tengan alergia al trigo o enfermedad celíaca. En algunos casos, esto puede ser una sensibilidad al gluten no celíaca. Sin embargo, los granos que contienen gluten también pueden contener ciertos carbohidratos que son difíciles de digerir para algunas personas.

¿Es el trigo un alérgeno común?

Si. El trigo es uno de los alérgenos alimentarios más comunes en los niños/niñas.11 Afortunadamente, dos tercios de los niños/niñas superan la alergia para su doceavo cumpleaños. 12 Además, ten en cuenta que los panes a menudo contienen varios granos y otros ingredientes añadidos, como leche, sésamo y soja, que son también alérgenos comunes.

Es importante tener en cuenta que la alergia al trigo no es lo mismo que la enfermedad celíaca. Si bien una alergia al trigo puede ser superada, la enfermedad celíaca requiere una dieta y un estilo de vida estricto y libre de gluten de por vida.13 Una “alergia” al gluten es típicamente un nombre inapropiado, a menudo en referencia a la enfermedad celíaca.14

Si el/la bebé tiene antecedentes familiares de alergias o si te preocupa que el/la bebé pueda ser alérgico/alérgica al trigo, habla con un proveedor de atención médica pediátrica antes de ofrecer el trigo en casa. Como lo harías al ofrecer cualquier alimento nuevo, comienza ofreciendo una pequeña cantidad en las primeras porciones. Si no hay alguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

Aunque es raro, algunos individuos tienen una condición conocida como anafilaxia inducida por el ejercicio dependiente de trigo, que puede resultar en una reacción alérgica severa si la persona hace ejercicio dentro de unas pocas horas después de comer trigo. Estos pacientes deben evitar comer trigo en las cuatro horas previas a cualquier actividad física extenuante.15

Por último, las personas con síndrome de alergia oral (también conocido como síndrome de alergia al polen-alimento) pueden ser sensibles al trigo, particularmente aquellos que son alérgicos al polen de pastos. El síndrome de alergia oral típicamente resulta en picazón de corta duración en la boca. Es poco probable que resulte en una reacción peligrosa.16

¿Es el trigo un peligro de ahogamiento para los bebés?

Si. Las bayas de trigo integral, el pan y muchos productos hechos de trigo son peligros potenciales de ahogamiento. Consulta nuestra página sobre peligros de ahogamiento para obtener información sobre cómo modificar los alimentos para reducir el riesgo de ahogamiento y para ver cortes y formas de alimento apropiados para la edad de los/las bebés.

Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer, mantén al/la bebé al alcance de tu mano durante las comidas y consulta nuestras sugerencias de porciones apropiadas para la edad presentadas a continuación.

¿Cómo se introduce el trigo a la dieta de los bebés?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 9 meses de edad: Ofrece cereal de farina caliente o cualquier cereal de multigrano fortificado para infantes. Mezcla puré de frutas y verduras para agregar más vitaminas y minerales. Una vez que el trigo se haya ofrecido algunas veces de manera segura, espolvorea nueces molidas para dar un impulso nutricional adicional y continuar con exposición a alérgenos. También puedes ofrecer una tira de pan integral o la orilla de un baguette o una hogaza (¡los extremos crujientes a menudo son más seguros!) para que el/la bebé mastique. Solo prepárate: el pan, cuando se humedece con saliva, puede pegarse al paladar y causar arcadas. ¿Tienes ganas de panqueques? Echa un vistazo a nuestra receta de panqueques de suero de leche.

9 a 12 meses de edad: Aumenta la nutrición sirviendo bayas de trigo (aplánalos con un tenedor para reducir el riesgo de ahogamiento) y experimenta con sabores cocinando los granos en diferentes líquidos, como leche de coco o caldos sin sal. Usa bayas de trigo como base para otros alimentos como verduras al vapor, o trata de hacer gachas, pudines o risottos.

12 a 24 meses de edad: Este es un buen momento para ampliar la variedad de productos de trigo: bagels, panes, panqueques y pizza hechos de harina de trigo integral. Solo asegúrate de controlar la ingesta general de sodio del niño/niña y complementa la dieta con muchas frutas, verduras y alimentos integrales para crear equilibrio.

Receta: Farina de Trigo con Fresas y Crema

bowl of wheat farina with mashed strawberries and ground pecan, topped with a whole strawberry, on a countertop

Rendimiento: 1 taza (1 porción para niños)

Tiempo: 15 minutos

Ingredientes:

  • 4 fresas maduras grandes frescas o ½ taza de fresas congeladas
  • 1 taza de leche entera o leche de plantas fortificada de tu elección
  • 3 cucharadas de farina de trigo seca
  • ½ cucharadita de nuez molida (opcional)

Esta receta contiene alérgenos comunes: trigo, lácteos y nueces. Solo sirve al/la bebé después de que cada uno de estos alérgenos se hayan ofrecido de forma segura individualmente.

Instrucciones:

  1. Descongela, lava y seca las fresas. Corta y desecha los tallos. Si estás comenzando con bayas enteras, reserva las bayas más grandes para servirlas enteras. De lo contrario, tritúralas.
  1. Hierve la leche. Vierte la farina de trigo, batiendo para evitar grumos. Pon a fuego medio bajo. Cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que el cereal se haya ablandado y espesado, aproximadamente 3 minutos. Retira del fuego. Revuelve las fresas trituradas en la mezcla. Enfría a temperatura ambiente.
  1. Vierta la mezcla en el tazón del bebé. Espolvorea nuez molida encima antes de servir.
  2. Para servir: Coloca el tazón, la fresa entera (si la vas a servir), y una cuchara pequeña en frente del/la bebé. Deja que el/la bebé se alimente solo/sola tratando de recoger y agarrar la comida. Si el/la bebé necesita ayuda, pasa una cuchara precargada o la fresa entera en el aire para que el/la bebé la agarre.

Para almacenar: La mezcla de farina de trigo cocida se mantiene en un recipiente hermético en la nevera durante 3 días.

Maridajes de sabor:

Las harinas y bayas de trigo tienen un sabor a nuez que se combina con alimentos dulces y salados por igual. Intenta experimentar con diferentes combinaciones de sabores que se adapten a las preferencias y gustos de tu familia.

Revisado por:

J. Truppi, MSN, CNS 

V. Kalami, MNSP, RD, CSP    

A. Derma, MS, CCC-SLP/L    

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

S. Bajowala, MD, Alergista e Inmunóloga Certificada por la Junta de la FAAAAI (sección de alergias).

R. Ruiz, MD, FAAP. Pediatra general certificada por la junta y gastroenteróloga pediátrica.

  1. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved June 7, 2020
  2. Luthria, D., Lu, Y., Maria John, K.M. (2015). Bioactive phytochemicals in wheat: Extraction, analysis, processing, and functional properties. Journal of Functional Foods, 18(B), 910-925. DOI: 10.1016/j.jff.2015.01.001.Retrieved February 17, 2021
  3. Okarter, N., Liu, R.H. (2010). Health benefits of whole grain phytochemicals. Critical reviews in food science and nutrition, 50(3), 193–208. DOI:10.1080/10408390802248734. Retrieved February 17, 2021
  4. Ram, H., Rashid, A., Zhang, W. et al. Biofortification of wheat, rice and common bean by applying foliar zinc fertilizer along with pesticides in seven countries. Plant Soil 403, 389–401 (2016). DOI:10.1007/s11104-016-2815-3. Retrieved February 17, 2021
  5. Yılmaz, H., Cagla Ormeci Kart, M., Demircan, V. (2016). Economic analysis of pesticide use in wheat production for sustainable rural development. International Conference: Economic Science for Rural Development, 42(16), 295-302. Retrieved February 17, 2021
  6. Benincasa, P., Falcinelli, B., Lutts, S., Stagnari, F., & Galieni, A. (2019). Sprouted Grains: A Comprehensive Review. Nutrients, 11(2), 421. DOI:10.3390/nu11020421. Retrieved February 19, 2021
  7. Gänzle, M., Loponen, J., Gobbetti, M. (2008). Proteolysis in sourdough fermentations: mechanisms and potential for improved bread quality. Trends in Food Science and Technology, 19(10), 513-521. DOI: 10.1016/j.tifs.2008.04.002. Retrieved February 17, 2021
  8. Celiac Disease Foundation. What is Celiac Disease? Retrieved February 17, 2021
  9. Massachusetts General Hospital. Center for Celiac Research: Celiac Disease FAQ. Retrieved February 17, 2021
  10. Elli, L., Branchi, F., Tomba, C., Villalta, D., Norsa, L., et al. (2015). Diagnosis of gluten related disorders: Celiac disease, wheat allergy and non-celiac gluten sensitivity. World journal of gastroenterology, 21(23), 7110–7119. DOI:10.3748/wjg.v21.i23.7110. Retrieved February 17, 2021
  11. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved June 7, 2020
  12. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved June 7, 2020
  13. Food Allergy Research & Education. Wheat Allergy. Retrieved June 7, 2020
  14. American College of Allergy, Asthma & Immunology. Wheat Allergy. Retrieved February 17, 2021
  15. Feldweg AM. Food-Dependent, Exercise-Induced Anaphylaxis: Diagnosis and Management in the Outpatient Setting. J Allergy Clin Immunol Pract. 2017 Mar-Apr;5(2):283-288. doi: 10.1016/j.jaip.2016.11.022. PMID: 28283153.
  16. Kashyap, R. R., & Kashyap, R. S. (2015). Oral Allergy Syndrome: An Update for Stomatologists. Journal of allergy, 2015, 543928. DOI:10.1155/2015/543928. Retrieved February 17, 2021
Return to Blog