Maíz (Elote) [Español]

Two cobs of corn before they have been prepared for a baby starting solid food

¿Cuándo pueden comer maíz los(as) bebés?

El maíz, cocinado y como mazorca de maíz, se puede comenzar a ofrecer tan pronto como el/la bebé esté listo(a) para comer sólidos, lo cual es generalmente alrededor de los 6 meses de edad. Es nuestra opinión profesional que la mazorca de maíz conlleva menos riesgos que los granos de maíz sueltos para bebés de 6 meses de edad o más ya que la forma de roer que tienen los(as) bebés cambia la forma del grano y reduce el riesgo de ahogamiento. Por su pequeño tamaño, firmeza y consistencia resbalosa, los granos de maíz sueltos y completos pueden ser un riesgo potencial de ahogamiento en bebés menores de 12 meses de edad.1

Advertencia

Los granos enteros de maíz sueltos son un riesgo de ahogamiento común. Sigue leyendo para aprender como ofrecer a los(as) bebés de manera segura.

¿De dónde viene el maíz?

El maíz es un grano ancestral con orígenes en el centro y sur de América, en donde evoluciono de un pasto salvaje llamado teosinte. Las personas que vivían en esa región aprendieron como cultivar el grano mucho antes de la llegada de los europeos que introdujeron esta planta en el extranjero con su nombre Taíno, maize. Por miles de años, el maíz ha representado la vida y sustento de pueblos indígenas en América, que consideran la planta como sagrada y el origen de todos los pueblos.

Annika, 7 meses, come mazorca de maíz.
Callie, 10 meses, come mazorca de maíz.
Bobbi, 16 meses, come mazorca de maíz.

¿Es el maíz saludable para los/las para bebés?

Si. El maíz dulce, (la variedad que se encuentra normalmente disponible enlatado, congelado o en mazorca) es rico en carbohidratos y fibra y es una buena fuente de folato, zinc, vitaminas B, fósforo y vitamina C – nutrientes esenciales para el crecimiento del/la bebé. El maíz dulce también contiene fitoquímicos que promueven una visión sana y antioxidantes que dan soporte al sistema inmune del/la bebé.

Cuando no tengas maíz fresco disponible, el maíz congelado o enlatado son buenas alternativas. Solo busca que el maíz enlatado este marcado como “sin sal añadida” o “bajo en sodio” y opta por latas marcadas como “libres de BPA” cuando estén disponibles. El bisfenol, (BPA) se usa para forrar el interior de algunos contenedores de alimentos y estudios han demostrado que la exposición frecuente puede afectar el desarrollo neurológico del/la bebé.2 3

¿Es el maíz un peligro de ahogamiento para los(as) bebés?

Si. Los granos completos y sueltos del maíz son un peligro de ahogamiento para bebés.4 Para reducir el riesgo, sirve el maíz en mazorca ya que la capacidad del/la bebé de roer deshace los granos y cambia efectivamente su forma redonda y su textura resbaladiza. Servirlo en la mazorca también previene que el/la bebé coma muchos granos a la vez lo que, al estar sueltos en la boca, puede generar confusión en su cerebro. Sin importar como lo sirvas, asegúrate de crear un ambiente de alimentación seguro y de mantenerte al alcance de el/la bebé durante las comidas. Para obtener más información sobre ahogamiento, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento, y familiarízate con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Es el maíz un alérgeno común?

La alergias al maíz son poco comunes pero si se han reportado, con síntomas desde síntomas de alergia oral de corta duración hasta anafilaxia.5 6 Algunos individuos con alergia a proteínas transportadoras de lípidos o quitinasa pueden también ser alérgicos al maíz.7 8 El maíz es conocido por generar reacciones cruzadas a otros granos de cereal como el arroz, trigo o cebada. Sin embargo, la mayor parte de los individuos con alergia al maíz pueden consumir otros cereales y viceversa.9

Como lo harías al introducir cualquier alimento nuevo, comienza ofreciendo una pequeña cantidad en las primeras porciones. Si no hay reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Puede el maíz ayudar al/la bebé a hacer popo?

Si. El maíz es muy alto en fibra lo que incrementa la cantidad de popó y promueve las evacuaciones regulares.10 Adicionalmente, se ha demostrado que el maíz tiene fibras vegetales especializadas que ayudan al crecimiento de bacterias sanas en el sistema digestivo.11 ¿Estás viendo lo que parecen pedazos de maíz no digeridos en la popó del/la bebé? Esto es normal, el/la bebé siguen obteniendo nutrición invaluable del maíz. La cascara exterior está hecha de una fibra insoluble llamada celulosa, que es difícil de digerir. Cuando se ve el maíz en la popó, es frecuentemente solo la cascara exterior ya que el interior es mucho más fácil de digerir. Los patrones de evacuación pueden cambiar de manera significativa de niño(a) a niño(a), asegúrate de hablar con su pediatra o proveedor de salud si hay alguna preocupación sobre las evacuaciones de el/la bebé o sus funciones digestivas.

¿Cómo preparar el maíz de manera segura haciendo BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

De 6 a 8 meses de edad: Ofrece mazorca de maíz cocido y córtalo en rodajas de alrededor de 2 pulgadas para que el/la bebé pueda agarrar cada pieza con una mano. Evita servir granos de maíz sueltos ya que son un riesgo de ahogamiento para el/la bebé. Para reducir el riesgo, rasura la mayor parte de los granos y sirve solo la mazorca. Mientras que el/la bebé recibirá muy poca comida, la actividad de chupar y roer la mazorca puede ayudar a mejorar sus habilidades motoras orales y a fortalecer los músculos de su mandíbula.

De 9 a 11 meses de edad: Sigue ofreciendo mazorca de maíz en pequeñas rodajas para que el/la bebé pueda llegar a los granos, si quieres ofrecer una mazorca completa esta bien. Solo debes saber que puede que el/la bebé lo agarre de manera vertical y solo coma los granos que están en la punta de la mazorca.

De 12 a 24 meses de edad: A esta edad, puedes introducir los granos de maíz sueltos por si solos, empieza solo con unos cuantos a la vez para evitar que el/la niño(a) se meta demasiada comida en la boca. Ya que tengas confianza en que el/la niño(a) puede comer granos de maíz por sí mismo(a), considera ofrecerlos mezclados con otros platillos. La mazorca de maíz también es fantástico a esta edad ya que ayuda a fortalecer la mandíbula. A esta edad, puedes servir el tamaño de mazorca que quieras. Si quiere ofrecer maíz en lata lo puedes hacer. Solo corta cada pedazo a lo largo para que dejen de ser redondos.

>> Recibe planes de menús diarios y recetas para bebés que están iniciando a comer sólidos con nuestro plan: Primeras 100 comidas.

Receta: Mazorca de maíz para el/la bebé y para mí

Rendimiento: 2 mazorcas

Tiempo de preparación: 15 minutos

Edad: 6 meses o más

Ingredientes:

Esta receta contiene un alérgeno común: lácteo (mantequilla). Solo sírvela hasta después de haber introducido el alérgeno de manera segura.

Direcciones:

  1. Pela las mazorcas y remueve los hilos.
  2. Corta las puntas de 1 mazorca y rebánala en 2 o 3 rodajas (alrededor de 2 pulgadas o 5 cm de longitud). La otra mazorca es para ti.
  3. Cocina al vapor o hierve las mazorcas hasta que los granos estén de color amarillo brillante y suaves, alrededor de 4 minutos en el microondas o 10 minutos en la estufa.
  4. Las mazorcas de maíz se pueden servirse con los granos ya que las encías aplastan los granos a medida que el/la bebé los come. Si te preocupa, reduce el riesgo aún más rasurando los granos de la mazorca y ofrécela como mordedera reservando los granos para otro uso.
  5. Antes de servir, unta mantequilla derretida y jugo de limón a las mazorcas.

Como servir

  1. Ofrece las rodajas de mazorca y deja que el/la bebé se alimente de manera independiente.
  2. Si necesita ayuda, pasa una rodaja en el aire enfrente del/la bebé y deja que la agarre.
  3. Come tu maíz junto al/la bebé para modelar como se hace.

Para almacenar: El maíz al vapor o hervido se puede mantener en un contenedor hermético en el refrigerador hasta 3 días.

Maridajes de sabores

El maíz se empareja bien con mantequilla, limón verde, pimientos rojos, tomates y especias picantes como chile piquín y jalapeño así como con hierbas frescas como la albhaca.

Revisado por

V. Kalami, MNSP, RD

C. Aycinena, MS, RD

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

Dr. S. Bajowala, MD, FAAAAI. Alergóloga e inmunóloga certificada por la Junta (sección de alergias)

Dr. R. Ruiz, MD, FAAP. Pediatra general certificada por la Junta y gastroenteróloga pediátrica

  1. United States Centers for Disease Control and Prevention, Choking Hazards. Retrieved June, 24, 2022
  2. Mustieles, V., & Fernández, M. F. (2020). Bisphenol A shapes children’s brain and behavior: towards an integrated neurotoxicity assessment including human data. Environmental health : a global access science source, 19(1), 66. DOI: 10.1186/s12940-020-00620-y. Retrieved July 14, 2022
  3. Rochester, J. R., & Bolden, A. L. (2015). Bisphenol S and F: A Systematic Review and Comparison of the Hormonal Activity of Bisphenol A Substitutes. Environmental health perspectives, 123(7), 643–650. DOI: 10.1289/ehp.1408989. Retrieved July 14, 2022
  4. United States Centers for Disease Control and Prevention, Choking Hazards. Retrieved June, 24, 2022
  5. Scibilia, J., Pastorello, E. A., Zisa, G., Ottolenghi, A., Ballmer-Weber, B., Pravettoni, V., Scovena, E., Robino, A., & Ortolani, C. (2008). Maize food allergy: a double-blind placebo-controlled study. Clinical and experimental allergy : journal of the British Society for Allergy and Clinical Immunology, 38(12), 1943–1949. doi:10.1111/j.1365-2222.2008.03094.x Retrieved June 19, 2022
  6. Food Allergy Research & Education. Other Food Allergens. Retrieved June 19, 2022
  7. Pastorello, et al. The Maize Major Allergen, Which Is Responsible for Food-Induced Allergic Reactions, Is a Lipid Transfer Protein. J. Allergy Clinical Immunology. doi: 10.1067/mai.2000.108712. Retrieved June 24, 2022
  8. Leoni C, Volpicella M, Dileo M, Gattulli BAR, Ceci LR. (2019). Chitinases as Food Allergens. Molecules. 2019;24(11). Retrieved August 2, 2022
  9. Jones SM, Magnolfi CF, Cooke SK, Sampson HA. (1995). Immunologic cross-reactivity among cereal grains and grasses in children with food hypersensitivity. J Allergy Clin Immunol. 96(3):341-51. Retrieved August 2, 2022
  10. Bae SH. (2014). Diets for constipation. Pediatr Gastroenterol Hepatol Nutr. 17(4):203-208. doi:10.5223/pghn.2014.17.4.203. Retrieved August 2, 2022
  11. Costabile A, Deaville ER, Morales AM, Gibson GR. (2016). Prebiotic Potential of a Maize-Based Soluble Fibre and Impact of Dose on the Human Gut Microbiota. PLoS One. 11(1):e0144457. Published 2016 Jan 5. doi:10.1371/journal.pone.0144457. Retrieved August 2, 2022
Return to Blog