Fresa [Español]

A pile of pA pile of strawberries before they have been prepared for a baby starting solid foods

¿Cuándo pueden comer fresas los bebés?

Las fresas se pueden introducir tan pronto como el/la bebé esté listo para comer sólidos, lo que generalmente ocurre alrededor de los 6 meses de edad. Ten en cuenta que las fresas varían en tamaño y no todas las fresas son apropiadas para los(as) bebés, así que lee atentamente nuestra sección en como servir fresas basada en la edad del bebé.

¿Necesita más ideas para los primeros alimentos sólidos del bebé? Consulte nuestras guías.

Variedades de fresa

Las fresas crecen en las regiones templadas de todo el mundo. Los seres humanos han estado recolectando fresas salvajes y aprendiendo a cultivar la fruta desde hace siglos. Hay muchas variedades para probar, algunas del tamaño de una uña, otras del tamaño de la mano; algunas rojas o rosadas, otras moradas o blancas; algunas deliciosamente dulces, otras agrias como la piña. De la delicada fresa alpina a la fuerte Fragaria Chandler, hay muchas variedades para explorar.

Las fresas maduran en sus vides, y a diferencia de los bananos, no continúan madurando después de ser recogidas. ¿Las bayas regordetas en forma de corazón empaquetadas en las tiendas de comida estadounidenses? Esas fresas se cultivan para maximizar la productividad y se cosechan temprano para que puedan ser envasadas y enviadas desde California o Florida, las principales regiones productoras de fresas en los Estados Unidos. Pueden tener un sabor muy diferente de las fresas que se cultivan localmente o que se encuentran en la naturaleza.

Ronan, 7 meses. mastica fresas enteras. Si ofreces fresas enteras a los(as) bebés, asegura de que las bayas sean lo suficientemente grande como para que no entren enteras en la boca y también que esten lo suficientemente maduras y blandas para que ceden a presión minima.
Mila, 7 meses, intenta comer una fresa grande y madura con la punta cortada. Aunque no es necesario, puedes cortar la punta de la fresa para reducir un poco más el riesgo
Max, 12 meses, come fresas en rodajas.

¿Son las fresas saludables para los bebés?

Si. Las fresas están llenas de vitamina C, que fortalece la inmunidad y ayuda al cuerpo del bebé a absorber el hierro de los alimentos de origen vegetal.1 Esta fruta también contiene fibra, que promueve un intestino saludable, así como folato que alimenta el metabolismo del bebé, la energía celular y la actividad antioxidante. Incluso las semillas contienen algunos ácidos grasos omega-3 para impulsar la visión, el sistema nervioso y el desarrollo cerebral de un bebé.2 La mejor parte de las fresas: la fruta contiene más de 50 polifenoles, que son compuestos vegetales que actúan como antioxidantes y agentes antiinflamatorios que ayudan a mantener sanos el cuerpo y las células del bebé.3

Las fresas se rocían comúnmente con pesticidas.4 Para minimizar la exposición, lava bien las fresas antes de servirlas y, si tu presupuesto lo permite, compra fresas orgánicas frescas o congeladas. 5

★Consejo: ¿Te encanta la mermelada de fresa? Aconsejamos esperar a servir mermelada hasta después del segundo cumpleaños, ya que está llena de azúcares añadidos.6 En su lugar, simplemente tritura las fresas para hacer una mermelada fresca que se puede revolver con avena o yogur, espesar con semillas de chía o servirse sola.

¿Son las fresas un peligro de ahogamiento para los bebés?

Si. Las fresas son un peligro potencial de ahogamiento, especialmente cuando la fruta es firme, redonda o pequeña. Para minimizar el riesgo, primero elige bayas suaves y maduras. Las fresas grandes (más grandes que la boca del bebé) se pueden servir enteras siempre y cuando estés supervisando al bebé de cerca. Aunque no es necesario, puedes cortar la punta de la fresa para reducir un poco más el riesgo. Las fresas pequeñas, redondas o firmes se deben cortar en rodajas finas o triturar. Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer, y mantén al bebe al alcance de tu mano durante las comidas, y consulta nuestras sugerencias de porciones apropiadas de acuerdo a la edad.

Para obtener más información, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento y familiarízate con riesgos comunes de ahogamiento.

¿Es la fresa un alérgeno común?

No. La fresa no se considera un alérgeno común, aunque se han identificado proteínas alergénicas en la fresa.7 Curiosamente, las proteínas de la fresa que causan reacciones alérgicas tienen menos probabilidades de encontrarse en las fresas blancas. Lo que es más común que las alergias, es una reacción inofensiva en la piel alrededor de la boca debido a la acidez de la fruta. Aunque no es una reacción alérgica, las fresas y otras frutas ácidas también pueden causar o empeorar la irritación del pañal cuando se consumen en exceso. Si esto ocurre, aplica una crema o pomada para crear una barrera espesa en el área del pañal y limita el contacto prolongado con un pañal mojado/sucio.

Las personas con Síndrome de Alergia Oral (también conocido como síndrome de alergia alimentaria al polen), particularmente aquellas que son alérgicas al polen de abedul, pueden ser sensibles a las fresas. El síndrome de alergia oral generalmente causa picazón leve y temporal, hormigueo o ardor en la boca, que generalmente se resuelve por sí solo.8 9 Cocinar la fruta puede minimizar la reacción.10

La fresa es parte de la familia de las Rosaceae, y los individuos que son sensibles a otras plantas de esta familia (como las almendras, las manzanas y las ciruelas) pueden tener una experiencia similar con las fresas.11

Como lo harías al ofrecer cualquier alimento nuevo, comienza ofreciendo una pequeña cantidad al principio. Si no hay ninguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Cómo se preparan las fresas para los bebés haciendo BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

De 6 a 9 meses: Si las fresas son muy grandes y están maduras (blandas), ofrécele una fresa entera al bebé (desecha el tallo), solo si te sientes comodo(a). Aunque no es necesario, puedes cortar la punta de la fresa para reducir un poco más el riesgo. Si la fresa entera puede caber en la boca del niño(a), es demasiada pequeña y debe cortarse en rodajas o triturarse. Para verificar si la fresa está lo suficientemente blanda, presióna la fresa entre los dedos y asegura de que ceda con presión minima. Si hay que presionar fuerte para que ceda, es demasiado firme. Del mismo modo, si la fresa se reduce a un tamaño que te hace sentir incómodo(a), retira la fresa y reempláca con una nueva fresa grande. Si las fresas son pequeñas, tritura o corta la fruta antes de servirla. Para ayudar al bebé a consumir más fresas trituradas, agrega la fruta al yogur o cereal tibio.  

De 9 a 12 meses: A esta edad puedes empezar a ofrecer rodajas finas de fresa.

De 12 a 24 meses: Continúa ofreciendo rodajas finas de fresas, y cuando sientas que el/la niño(a) pequeño(a) este listo(a), sube de tamaño y ofrece fresas grandes enteras o en cuartos. Cuanto más madura y suave sea la baya, menor será el riesgo.

a hand holding a whole, large strawberry next to a penny for size comparison
Una fresa grande, madura y entera para bebés de 6 s 9 meses, al lado de una moneda de un centavo como referencia del tamaño
a hand holding three thin slices of strawberry for 9 months+
Rodajas finas de fresa para bebés de 9 meses en adelante

¿Por qué las fresas a veces son muy ácidas y otras veces muy dulces?

El sabor depende de la variedad de fresa: algunos tipos son más ácidos, mientras que otros son más dulces. El sabor también depende de cómo se cultivó y cosechó la fruta.

Receta: Avena de Fresa

a square bowl filled with oatmeal, cut strawberries, and one whole strawberry inside, and two strawberries outside the bowl for babies starting solids

Rendimiento: 1 ½ taza (365 gramos)

Tiempo de cocinar: 5 minutos

Edad recomendada: 6 meses o más

Ingredientes:

  • ½ taza (40 gramos) de avena instantánea seca o copos de avena
  • 1 taza (250 mililitros) de agua o leche de tu elección
  • ½ taza (75 gramos) de fresas frescas o congeladas
  • 1 pizca de cardamomo molido, canela, nuez moscada o especia de tu elección (opcional)
  • 1 pizca de almendra molida o nuez de tu elección (opcional)

Esta receta contiene ingredientes opcionales que son alérgenos comunes: almendra (nuez de árbol) y leche (lácteos). Solo sirve a un niño después de que estos alérgenos se hayan ofrecido de forma segura.

Instrucciones:

  1. Combina la avena y el agua en una olla pequeña. Lleva a ebullición, luego baja a fuego lento. 
  2. Cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que la avena espese, aproximadamente 5 minutos. 
  3. Retira la olla del fuego y deja enfriar. 
  4. Lave y seca las fresas, asegurándo de que estén maduras y suaves. Si no estas seguro(a), presiona la fresa entre tus dedos. Si cede fácilmente bajo presión minima, debe ser lo suficientemente suave. Tritura la mitad de las fresas y revuélvalas con la avena. Corta la otra mitad de las fresas en tamaños apropiados para la edad; consulta nuestras sugerencias en la sección según la edad. Si lo deseas, revuelve la especia en la avena y espolvorea la almendra molida por encima. 
  5. Coloca un poco de avena de fresa en el bol del niño. El tamaño exacto de la porción es variable. Deja que el apetito del niño determine cuánto come. 
  6. Sirve la avena de fresa con las bayas cortadas encima o a un lado. Deja que el niño se alimente a sí mismo con las manos. Si deseas alentar el uso de cubiertos, simplemente carga previamente una cuchara y descánsala junto al bol para que el niño la recoja. Alternativamente, pon la cuchara precargada enfrente del niño para quela agarre de tu mano.   

Para almacenar: La avena de fresa se mantiene en un recipiente hermético en la nevera durante 1 semana. La fresa cortada se guarda en un recipiente hermético en la nevera durante 3 días.

Maridajes de sabor: Las fresas tienen un sabor agridulce (¡algunas más dulces que otras!) que combina bien con verduras herbosas como alcachofa, espárragos, o ruibarbo; verduras de hoja verde como berzas y espinacas; frijoles frescos como habas, guisantes de jardín, judías verdes, guisantes dulce, y guisantes; y nueces y granos terrosos como almendra, semillas de amaranto, y quinua. Intenta realzar el sabor de una fresa con limón, lima, naranja y otros cítricos; condimentos cálidos como el cardamomo, canela, agua de naranja, agua de rosas o vainilla; o hierbas picantes como albahaca o menta. Las fresas tienen un sabor delicioso con frutas agridulces similares como arándanos, kiwi, o piña y alimentos cremosos como coco, queso de cabra, queso mascarpone, queso ricotta, y yogur.

Revisado por:

J. Truppi, MSN, CNS 

V. Kalami, MNSP, RD

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Rappaport, OTR/L, MS, SCFES, IBCLC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

S. Bajowala, MD, Alergista e Inmunóloga certificada por la Junta de la FAAAAI (sección de alergias).

R. Ruiz, MD, Pediatra general certificada por la Junta y Gastroenteróloga pediátrica.

  1. Friel, J., Qasem, W., & Cai, C. (2018). Iron and the Breastfed InfantAntioxidants, 7(4), 54. DOI:10.3390/antiox7040054. Retrieved May 25, 2021.
  2. Jurgoński, A., Fotschki, B., Juśkiewicz, J. (2015). Dietary strawberry seed oil affects metabolite formation in the distal rt intestine and ameliorates lipid metabolism in rats fed an obesogenic dietFood & nutrition research, 59, 26104. DOI:10.3402/fnr.v59.26104. Retrieved May 25, 2021
  3. Gasperotti M, Masuero D, Mattivi F, et al. (2015). Overall dietary polyphenol intake in a bowl of strawberries: The influence of Fragaria spp. in nutritional studies. Journal of Functional Foods, 18(B), 1057-1069. DOI:10.1016/j.jff.2014.08.013. Retrieved May 25, 2021
  4. Lozowicka B, Jankowska M, Hrynko I, Kaczynski P. (2016). Removal of 16 pesticide residues from strawberries by washing with tap and ozone water, ultrasonic cleaning and boiling. Environ Monit Assess, 188(1):51. DOI:10.1007/s10661-015-4850-6. Retrieved May 27, 2021.
  5. Lozowicka B, Jankowska M, Hrynko I, Kaczynski P. (2016). Removal of 16 pesticide residues from strawberries by washing with tap and ozone water, ultrasonic cleaning and boiling. Environ Monit Assess, 188(1):51. DOI:10.1007/s10661-015-4850-6. Retrieved May 27, 2021.
  6. Fidler Mis, N., Braegger, C., Bronsky, J., Campoy, C., Domellöf, et al. (2017). Sugar in Infants, Children and Adolescents: A Position Paper of the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition Committee on NutritionJournal of pediatric gastroenterology and nutrition, 65(6), 681–696. DOI:10.1097/MPG.0000000000001733. Retrieved August 25, 2020.
  7. Cabrera-Freitag, P., Bermejo Becerro, A., Abreu Ramírez, M. G., Álvarez-Perea, A., Infante Herrero, S., et al. (2020). Allergy to Strawberry in Children From the Mediterranean Area: Is It Really Allergy?.Journal of investigational allergology & clinical immunology, 30(4), 283–285. DOI:10.18176/jiaci.0491. Retrieved May 25, 2021.
  8. Muluk, N.B., Cingi, C. (2018). Oral allergy syndromeAmerican journal of rhinology & allergy, 32(1), 27–30. DOI: 10.2500/ajra.2018.32.4489. Retrieved August 14, 2020
  9. Worm, M., Jappe, U., Kleine-Tebbe, J., Schäfer, C., Reese, I., et al. (2014). Food allergies resulting from immunological cross-reactivity with inhalant allergens: Guidelines from the German Society for Allergology and Clinical Immunology (DGAKI), the German Dermatology Society (DDG), the Association of German Allergologists (AeDA) and the Society for Pediatric Allergology and Environmental Medicine (GPA)Allergo journal international, 23(1), 1–16. DOI:10.1007/s40629-014-0004-6. Retrieved May 25, 2021.
  10. Nowak-Wegrzyn, A. (2021). Patient Education: Oral Allergy Syndrome (Beyond the Basics). Retrieved May 25, 2021.
  11. Rodríguez, J., Crespo, J. F., López-Rubio, A., De La Cruz-Bertolo, J., Ferrando-Vivas, P., et al. (2000). Clinical cross-reactivity among foods of the Rosaceae familyThe Journal of allergy and clinical immunology, 106(1 Pt 1), 183–189. DOI:10.1067/mai.2000.106927. Retrieved May 25, 2021.
Return to Blog