Consejos para que el/la bebé se quede en la silla alta/trona

Amaris, 10 meses, con bolas de avena

Acabas de hacer un almuerzo delicioso y por fin te sientas con tu bebé para comer.

Cinco minutos después, el/la bebé ya terminó.

Si bien la capacidad de atención y la resistencia de un(a) niño(a) de 6 meses puede durar solo de 5 a 10 minutos al principio, aquí hay algunos consejos para alargar ese precioso tiempo en la silla alta.

1. Haz “ejercicio” antes de la comida.

Pasar tiempo boca abajo, gatear a través de túneles o simplemente bailar con tu bebé puede ayudar a sacar esa energía extra antes de la hora de la comida.

2. Lleva a el/la bebé con hambre a la silla alta.

Si bien no queremos bebés demasiado hambrientos, llevar a tu hijo(a) a la mesa con hambre y motivado(a) para comer hará que la comida sea más exitosa. 

3. Ten la comida lista, y sírvela de inmediato.

No pongas a el/la bebé en la silla alta hasta que la comida esté 100% lista. Así, su resistencia y capacidad de atención se reservan para la comida en sí.

4. Haz que las comidas sean divertidas y sociales

¡Salud! Canaliza un ambiente de fiesta. Haz un “brindis”, platica con tu bebé, habla sobre el clima, lo que sea necesario para mantener un ambiente ligero y divertido.

5. Esconde o cubre los juguetes durante la comida.

Los/las bebés y los/las niño(a)s pequeño(a)s se distraen fácilmente y tener un juguete tentador a la vista puede echar a perder toda la comida.

6. Asegúrate que tu hijo(a) tenga un reposapiés.

Las posiciones óptimas de las sillas no solo son importantes para crear un entorno de alimentación seguro, sino también para la comodidad de tu hijo(a) y su capacidad para pasar más tiempo en la silla. Cuando los/las bebés y los niño(a)s pequeño(a)s tienen que activas excesivamente los músculos del tronco para sentarse cómodamente en una silla, se cansan fácilmente y se fastidiara pronto a la hora de la comida.

7. Respeta cuando el/la bebé indica que ha terminado.

Cuando los/las bebés están en la silla alta más tiempo del que quieren, pueden desarrollar una asociación negativa con la silla y la alimentación.

Maneja tus expectativas

Si bien estos consejos ayudarán a extender la hora de la comida y te darán valioso tiempo con las manos libres, no esperes mucho y maneja tus propias expectativas. Sentarse y aguantar una comida entera es una habilidad que tomará tiempo y práctica. Se paciente, modela cómo quieres que se vean tus comidas familiares en el futuro y con el tiempo esos 5 minutos se convertirán en 45. Eso es, ¡hasta que aprendan a levantarse de la silla!

Return to Blog