Plátano macho [Español]

two green and brown plantains on a white background for babies starting solids

¿Cuándo pueden comer plátano macho los bebés?

El plátano macho se puede introducir tan pronto como el bebé esté listo para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. Aunque los plátanos macho fritos son deliciosos, prepáralo asado o cocido para los bebés, y trata el plátano macho frito como una “comida ocasional.”

Origen de los plátanos macho

Los plátanos macho son un tipo de plátano o banano con más almidón, sabor terroso, y un toque de dulzura que se vuelve más pronunciado a medida que maduran. Si bien los plátanos macho técnicamente se pueden comer crudos cuando están muy maduros, a esta fruta, por justas razones, también se le llama “plátano de cocción.” El plátano macho es preparado la mayoría de las veces como una verdura, específicamente, como una papa—hervido y machacado, al vapor y a la parrilla, en puré y frito, o en rebanadas y horneado—casi siempre condimentado con ingredientes aromáticos del género allium (ajos y cebollas), hierbas y especias.

Los plátanos macho son originarios de los trópicos de Asia, de donde los colonizadores llevaron la fruta a África y luego a las Américas, donde hoy florece. Alrededor del mundo, la fruta es usada para preparar desayunos, almuerzos, cenas y hasta postres. En Ghana, los plátanos macho se marinan en especias saladas para preparar “kelewele”; en Cuba, el “fufu” es preparado con plátanos macho hervidos y machacados después mezclados con sofrito; en Nicaragua, los plátanos macho fritos se preparan con carnes guisadas, arroz y frijoles en abundantes platos llamados “fritanga”; y en Filipinas, los plátanos se rebozan y se fríen para hacer buñuelos dulces llamados “maruya.”

★Consejo: Al leer recetas, presta atención a la etapa de madurez del plátano. Los plátanos macho verdes son duros y con exceso de almidón y no necesariamente se pueden usar como plátanos maduros los cuales, con el tiempo, se motean con manchas marrones y eventualmente se vuelven negros—una señal de que están en su dulzor máximo.

Kalani, 8 months, eats sautéed plantain.
Julian, 13 months, eats sautéed plantains.
Leila, 16 months, eats a tostone. Tostones and other fried plantain preparations are choking hazards so only introduce if you feel your child has developed advanced eating skills.

¿Es el plátano macho saludable para los bebés?

Si. La fruta contiene muchos carbohidratos y nutrientes importantes que ayudan a que el bebé se desarrolle. Los plátanos macho están repletos de vitaminas B, incluyendo la B6 y ácido fólico, que ayuda a los bebés a convertir los alimentos en energía y hacer crecer sus células y tejidos. También contienen vitamina A que fortalece la vista, la piel y el sistema inmunológico de los bebés, y vitamina C que ayuda a que los bebés absorban hierro y desarrollen un sistema inmunológico fuerte. Además, son una fuente rica de fibra que promueve un sistema digestivo sano al cultivar bacterias amigables para el intestino del bebe.1

Los plátanos macho a menudo se procesan para crear productos alimenticios como papas fritas, papas a la francesa, tostones—deliciosas rodajas de plátanos macho fritas dos veces—y sus primos fritos más dulces, los maduros. Muchas preparaciones tradicionales de plátanos macho implican freír; sin embargo, el calor elevado del freído puede provocar cambios indeseables en la calidad del aceite / grasa, como la creación de grasas trans y radicales libres.2 Además, los alimentos fritos, incluidos los plátanos macho, suelen venir con una buena cantidad de sal. Con este conocimiento en mente, trata de evitar los plátanos macho fritos – y los alimentos fritos en general.

La harina de plátano macho es un producto nutritivo para bebés y niños, especialmente en familias que no comen gluten. Elaborada con plátanos macho verdes ricos en almidón, la harina contiene fibra y vitaminas, y cuando se produce a partir de la pulpa junto con la cáscara, ofrece calcio, hierro y antioxidantes.3 4

★Consejo: Así como muchas otras frutas que son cosechadas antes de madurar, los plátanos macho son a menudo madurados artificialmente, y como consecuencia, pueden contener residuos químicos.5 Los plátanos macho tienden a ser altamente fumigados con pesticidas, afectando a las familias en, o cerca de, las plantaciones.6 Lavar los plátanos macho antes de usarlos puede ayudar a reducir la exposición a los pesticidas.7 Si está dentro del presupuesto, considera elegir plátanos orgánicos y/o de comercio justo para apoyar a los productores de plátano macho más pequeños y sus familias.

¿Es el plátano macho un peligro de ahogamiento para los bebés?

No, aunque pueden serlo ciertas presentaciones de este plátano (como tostones o chips de plátano). Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer y de permanecer cerca del bebé durante las comidas.

¿Son los plátanos macho un alérgeno común?

No. Los plátanos macho no son un alérgeno común, aunque las personas con alergia a la ambrosía, alergia al látex o con síndrome de alergia oral pueden ser sensibles al plátano común y al macho.8 9 10 El síndrome de alergia oral típicamente se presenta como una leve y temporal picazón en la boca, que generalmente desaparece por sí sola. Sin embargo, los síntomas de alergia oral tienden a no ser un problema si el plátano macho se cocina antes de servir. Las personas alérgicas a los plátanos también pueden ser alérgicas a los plátanos macho, ya que ambos frutos son parte de la misma familia de plantas.11

Como lo harías al ofrecer cualquier alimento nuevo, comienza con pequeñas cantidades en las primeras porciones. Si no hay ninguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Cómo se prepara el plátano macho para bebés haciendo baby-led weaning?

Los bebés se desarrollan a su propio ritmo.  Las siguientes sugerencias de preparación son solo para fines informativos y no sustituyen el consejo profesional de tu pediatra o profesional de la salud, nutricionista, dietista o experto en alimentación pediátrica. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 12 meses de edad: Cocina los plátanos hasta que estén blandos y luego córtalos en trozos grandes para servirlos como bocados o machacados como puré, agrega leche o caldo para ablandar el puré si así lo deseas. Sirve con mínimo condimento para introducir el sabor de la fruta por sí misma. Deja que el bebé use las manos para recoger la comida u ofrece una cuchara precargada para fomentar la práctica con los cubiertos. 

12 a 18 meses de edad: Ofrece trozos pequeños de plátano macho bien cocido e intenta mezclar la fruta con otros alimentos como frijoles y granos. También puedes seguir sirviendo pedazos grandes de plátano cocido para que el bebé practique morder y arrancar con los dientes, o sírvelo como puré para practicar con la cuchara. Solo espera a servir plátanos fritos (frituras) como tostones; la textura dura y crujiente puede ser difícil para que los niños pequeños rompan, mastiquen y traguen de manera segura.

18 a 24 meses de edad: Sirve los plátanos machos cocidos como desees; casi todo se vale a esta edad. Si crees que el niño ha desarrollado buenas habilidades para masticar, puedes introducir de forma ocasional buñuelos de plátano macho, tostones e incluso chips de plátano—aunque es mejor mantener los alimentos fritos como estos al mínimo.

★Consejo: Guarda los plátanos a temperatura ambiente para que maduren. Una vez que estén negros, transfiérelos al refrigerador para extender su vida útil. Una vez pelados, puedes congelarlos hasta por un mes.

Receta: Plátano macho verde machacado

Inspirado por el Mangú Dominicano 

Porción: 2 tazas (500 gramos)

Tiempo de preparación: 45 minutos

Edad: 6 meses o más      

Ingredientes:

  • 1 litro de agua o caldo de carne o verduras sin sal
  • 2 plátanos macho, medianos
  • 2 cebollas chalotas pequeñas
  • 2 cucharas (28 gramos) de aceite de aguacate, aceite de coco, o aceite de oliva

Esta receta contiene coco, una fruta que está clasificada como nuez de árbol por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos. Si bien la alergia al coco es poco común, ten cuidado al ofrecerlo por primera vez.

Instrucciones:

  1. Agrega el agua o el caldo a una olla con tapa hermética. Cubre y calienta a fuego medio-alto.
  2. Prepara los plátanos mientras la olla hierve. Comienza cortando las puntas de los plátanos machos con un cuchillo de cocina. Para pelar, haz cortes superficiales a lo largo de los bordes naturales de la fruta, luego usa el cuchillo para comenzar a separar la cáscara. Una vez que haya suficiente cáscara para agarrar, usa los dedos para separarla de la pulpa, usa el cuchillo de pelar para cortar cualquier resto de cáscara. Composta los tallos y las cáscaras, luego corta cada plátano en 3 secciones.
  3. Agrega los plátanos al caldo hirviendo y baja el fuego para crear un hervor constante. Cocina, sin tapar, hasta que un cuchillo atraviese fácilmente el plátano, llevará aproximadamente 30 minutos.
  4. Cuando los plátanos estén cocidos, reserva 1/2 taza del caldo de cocción, luego vacía la olla.
  5. Transfiere los plátanos machos a un tazón y machácalos con un tenedor hasta que estén suaves. Si es necesario, salpica un poco de caldo de cocción para suavizar la fruta.
  6. Pela y pica las cebollas chalotas. Agrega el aceite de tu elección a una sartén a fuego medio. Cuando el aceite esté reluciente, agrega las chalotas y revuelve las para recubrirlas con aceite. Cocina hasta que estén suaves, unos 5 minutos.
  7. Agrega los plátanos machacados y el resto del caldo de cocción. Revuelve para combinar los ingredientes, luego continúa cocinando durante 5 minutos para mezclar los sabores. Apaga el fuego y deja enfriar.
  8. Sírvete a ti y los otros miembros de la familia, condimenta con sal y otros sazones para adultos. ¡El aguacate picado, el cilantro, las cebollas en escabeche y la salsa picante saben deliciosos encima!
  9. Para servir: Coloca un poco de mangú en un bol para el niño. El tamaño exacto de la porción es variable. Deja que el apetito del bebé determine cuánto come. Sirve y deja que el niño se alimente con las manos. Si deseas promover el uso de los cubiertos, ofrece una cuchara precargada junto al bol para que el niño la agarre—o sostenla en el aire para que el niño la agarre. ¡Come junto a tu niño para demostrarle cómo se hace!

Para almacenar: Guarda el mangú sobrante en un recipiente hermético en el refrigerador o congelador para futuras comidas. Se conservará hasta 1 semana en el refrigerador o 1 mes en el congelador. Si lo deseas, divide el mangú en porciones aptas para niños para un fácil uso.

Maridajes de sabores:

Intenta combinar los plátanos macho con otras frutas y verduras tropicales como aguacate, coco, yuca, papaya o ñame; sirve junto con huevos; carnes sustanciosas como bisonte, cabra, cordero, costillas y bistec; o pescados y mariscos ricos en proteínas como salmón, sardina o camarones. Al igual que otros alimentos con almidón, los plátanos macho actúan como un lienzo en blanco para condimentos y especias, así que experimenta con los sabores favoritos de tu familia. Prueba una sabrosa mezcla de chile, ajo, limón y aceite, sabe deliciosa—o ve por el lado dulce con pimenta dioica, azúcar de coco y mucha mantequilla. Agrega sabor extra con cacahuate molido o tu nuez favorita.

Revisado y aprobado por:     

J. Truppi, MSN, CNS 

V. Kalami, MNSP, RD

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

S. Bajowala, MD, FAAAAI. Board-Certified Allergist & Immunologist (allergy section)

R. Ruiz, MD, FAAP. Board-Certified General Pediatrician & Pediatric Gastroenterologist        

  1. Davani-Davari, D., Negahdaripour, M., Karimzadeh, I., Seifan, M., Mohkam, M., et al. (2019). Prebiotics: Definition, Types, Sources, Mechanisms, and Clinical Applications. Foods (Basel, Switzerland), 8(3), 92. DOI:10.3390/foods8030092. Retrieved October 27, 2020.
  2. Perumalla Venkata, R., & Subramanyam, R. (2016). Evaluation of the deleterious health effects of consumption of repeatedly heated vegetable oil. Toxicology reports, 3, 636–643. DOI: 10.1016/j.toxrep.2016.08.003. Retrieved May 27, 2021.
  3. Arun, K.B., Persia, F., Aswathy, P.S., Chandran, J., Sajeev, M.S., et al. (2015). Plantain peel—a potential source of antioxidant dietary fiber for developing functional cookies. Journal of food science and technology, 52(10), 6355–6364. DOI:10.1007/s13197-015-1727-1. Retrieved October 27, 2020.
  4. Korczak, R., Kamil, A., Fleige, L., Donovan, S.M., Slavin, J.L. (2017). Dietary fiber and digestive health in children. Nutrition Reviews, 75(4), 241–259. DOI: 10.1093/nutrit/nuw068. Retrieved October 27, 2020.
  5. Barraza D, Jansen K, van Wendel de Joode B, Wesseling C. (2011). Pesticide use in banana and plantain production and risk perception among local actors in Talamanca, Costa Rica. Pub Med. DOI: 10.1016/j.envres.2011.02.009. Retrieved December 2, 2020.
  6. Barraza D, Jansen K, van Wendel de Joode B, Wesseling C. (2011). Pesticide use in banana and plantain production and risk perception among local actors in Talamanca, Costa Rica. Pub Med. DOI: 10.1016/j.envres.2011.02.009. Retrieved December 2, 2020.
  7. Nguyen, T. T., Rosello, C., Bélanger, R., & Ratti, C. (2020). Fate of Residual Pesticides in Fruit and Vegetable Waste (FVW) Processing. Foods (Basel, Switzerland), 9(10), 1468. DOI: 10.3390/foods9101468. Retrieved May 27, 2021.
  8. American Academy of Allergy Asthma & Immunology. (2020). Oral Allergy Syndrome (OAS) or Pollen Fruit Syndrome (PFS). Retrieved October 27, 2020.
  9. Mayo Clinic. Food Allergy. (2019). Retrieved October 27, 2020.
  10. Anaphylaxis Campaign. (2018). Banana. Retrieved October 27, 2020.
  11. Anaphylaxis Campaign. (2018). Banana. Retrieved October 27, 2020.
Return to Blog