¿Está escupiendo la comida tu bebé?

¿Por qué escupe la comida mi bebé?

Ver a tu bebé tomar bocados de comida y como se le caen de la boca puede ser frustrante y estresante. ¿Está comiendo lo suficiente? ¿Tiene problemas para tragar? ¿Es quisquilloso con la comida?

Tenemos buenas noticias: para la mayoría de los bebés y niños/niñas pequeños con un desarrollo típico, escupir no solo es totalmente normal, sino es una parte necesaria de aprender a comer. Y para los bebés, esto rara vez significa que no les gustó la comida.

Callie, de 9 meses, come palitos de pescado y escupe mientras come. 
Callie a los 12 meses, escupiendo gajos de naranja. Los niños y niñas pequeños escupen los alimentos con piel o membranas duras a menudo, ya que son difíciles de triturar por completo.

Es más que simplemente masticar y tragar

Cuando se trata de aprender a masticar y tragar, los/las bebés tienen MUCHAS habilidades que practicar y adquirir. Primero, el/la bebé necesita identificar la comida en su plato. Luego, interactuar visualmente con la comida. Luego necesita saber cómo alcanzar y agarrar la comida. Y, por último, necesita la coordinación mano-ojo y las habilidades de planificación motora para llevarse la comida a la boca con precisión (¡o al menos un trozo!). Finalmente, la magia sucede una vez que la comida está en su boca.

Una vez que el/la bebé se ha llevado la comida a la boca con éxito, es necesario completar algunos pasos antes de que pueda tragarla. Los/las bebés nacen con reflejos orales para aprender a masticar y tragar, pero la masticación avanzada requiere muchas habilidades motoras, tales como mover la lengua, mantener la comida a un lado de la boca para masticar, mover la mandíbula hacia arriba y hacia abajo para descomponer la comida, y luego, finalmente, transicionar la comida de regreso al centro de la lengua y hacia atrás para tragar. ¡Todo esto es mucho trabajo!

Más allá de las habilidades motoras orales requeridas para masticar y tragar alimentos, la masticación avanzada también requiere conciencia sensorial. El/la bebé necesita aprender dónde está la comida en la boca, cómo mueve la comida la lengua y a dónde quiere que vaya la comida.

¡Aprenden viendo y practicando!

Los/las bebés aprenden conectando el movimiento con el tacto y la vista. A veces, los/las bebés necesitan información visual para aprender cómo mover la comida mejor y dónde se encuentra en su boca, además de hacia dónde se dirige. ¡Todo esto es lo que sucede cuando los bebés escupen comida!

Los/las bebés y los niños/niñas pequeños (antes de los 18 meses) intentarán masticar la comida y escupirla parcialmente masticada. Esto ocurre por dos razones:

  1. Inspección visual: el niño/la niña necesita VER si la comida se mastica completamente antes de tragarla.
  1. Error de planificación motora: el niño/la niña simplemente no ha aprendido los límites de la boca donde la comida se mueve fuera de la boca en lugar de hacia los lados o hacia atrás para tragar.

Al ver y tocar visualmente la comida que han escupido, los/las bebés están aprendiendo a masticar. ¡A menudo, los/las bebés escupen la comida, la inspeccionan visualmente y se la vuelven a poner en la boca! Trata de dejar que hagan esto y no mostrar asco, ¡es solo una forma de solidificar sus habilidades de masticaión!

Qué hacer cuando el/la bebé escupe la comida

Ahora que ya sabes por qué tu bebé o niño/niña pequeño puede escupir comida, hablemos sobre qué hacer. ¿La respuesta más sencilla? ¡Nada! Trata de no intervenir ni mostrar desaprobación. Tu hijo/hija está haciendo exactamente lo que debe hacer para aprender a masticar bien.

De hecho, aprovecha el momento en que tu bebé escupe comida. Habla con él/ella sobre lo que está haciendo. Por ejemplo: “¡Vaya! Parece que tienes un bocado muy grande en la boca. ¿Fue demasiado? Parece que ese bocado fue demasiado para tu boca y tuviste que escupirlo “. O, “¡Guau! ¡Estás haciendo un muy buen trabajo aprendiendo a masticar eso! Creo que se te cayó de la boca. ¿A ver?”.

Puede parecer una tontería, pero cuanto más están expuestos los/las bebés y niños/niñas al lenguaje que explica sus acciones repetidamente, más crecen y aprenden.

Si vas a llevar a tu bebé a algún lugar donde escupir estaría mal visto (como la casa de tu mamá o a una cena), trata de no preocuparte. Aquí hay algunos consejos para ayudar a que el escupir pase por desapercibido cuando haga falta:

• Pon al alcance de tu bebé pequeñas cantidades de alimentos a la vez.

• Haz que la comida sea fácil de manipular y de masticar.

• Prepárate con una respuesta para tu familia o cualquier persona que comente al respecto. Si el tío Julio hace un comentario al respecto, siempre puedes decir que tu bebé “todavía está aprendiendo a masticar y, curiosamente, los expertos dicen que los bebés realmente necesitan aprender a escupir antes de desarrollar habilidades maduras para tragar”. O, simplemente, “Déjalo, no pasa nada” que también puede funcionar (guiño).

Cuando los/las bebés mayores o niños/niñas pequeños escupen la comida

Si descubres que un/una bebé mayor (más cerca del año de edad) que ha tenido mucha práctica con los bocadillos continúa escupiendo mucho, hay tres cosas que puedes hacer:

  1. Asegúrate de que tu hijo/hija llegue a la mesa con hambre. Quieres que el/la bebé tenga la motivación del hambre para tragar las cosas que se lleva a la boca. Considera hacer las tomas de biberón/amamantamiento 1.5-2 horas antes de ofrecer los alimentos de la mesa.
  1. Ayúdalo/ayudala a desarrollar una mejor lateralización de la lengua (el movimiento de lado a lado de la lengua), la cual es necesaria para mover la comida a un lado de la boca. Proporciona oportunidades para explorar alimentos en forma de lanzas o tiras largas y resistentes (costillas con la mayor parte de la carne cortada, palitos de apio, etc.) de alimentos sumergidos en una salsa preferida para que el niño/la niña los mastique. Esto ayuda a la lengua a moverse de lado a lado mientras muerde algo.
  1. ¡Modela, modela, modela! ¡Los/las bebés aprenden mirándote! Modela un movimiento de la lengua muy exagerado (colocando la comida en tu boca y moviendo la lengua dramáticamente hacia los dientes posteriores para masticar). Luego dile a tu hijo/hija que la comida va “¡TODO el camino hasta la barriga!” (y señala a tu estómago). Abre la boca y muéstrale que la comida se ha ido.

Conclusión sobre los/las bebés que escupen la comida

Escupir es una parte normal y necesaria de aprender a comer, ¡y continuará durante bastante tiempo! La mejor manera de ayudar a tu bebé o niño/niña pequeño a aprender es a través de la práctica constante y repetitiva y dándole la libertad de explorar e inspeccionar visualmente los alimentos (¡incluso los alimentos previamente masticados y escupidos!). Trata de no reaccionar con asco o desaprobación y, en cambio, trata cada instancia como una oportunidad para interactuar con tu hijo/hija y discutir lo que sucedió.

Nota: si tu hijo/hija se lleva demasiada comida a la boca y no entiende cómo escupir, lee acerca de cómo enseñarle a escupir o cómo reaccionar cuando se meten demasiada comida en la boca o la guardan en sus cachetes. 

Revisado por: 

V. Kalami, MNSP, RD, CSP

C. Aycinena M., MS, RD

J. Truppi, MSN, CNS

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

R. Ruiz, MD, FAAP. Board Certified Pediatrician & Gastroenterologist

Return to Blog