Ajonjolí [Español]

a pile of white sesame seeds before being prepared for babies starting solids

¿Cuándo pueden comer ajonjolí los(as) bebés?

El ajonjolí (o sésamo) se puede introducir a la dieta del/a bebé tan pronto como esté listo(a) para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. Comienza poco a poco sirviendo una pequeña cantidad, ya que el ajonjolí es cada vez más reconocido como un alérgeno alimentario común.1

Orígenes de ajonjolí

¡Ábrete sésamo! Esa frase mágica abre la puerta a una cueva llena de tesoros escondidos en el libro de fábulas, Las Mil y Una Noches. También rinde homenaje a los frutos en forma de vaina de la planta de ajonjolí, que estallan cuando están maduros para revelar una gran cantidad de semillas llenas de aceite. Desde la antigüedad, los humanos han usado las pequeñas semillas como alimento, medicina y aceite para lámparas de luz en Asia, donde los historiadores creen que la planta de ajonjolí se cultivó por primera vez.

El cultivo de ajonjolí ha dado como resultado muchas variedades que vienen en una gama de colores en tonos terrosos, desde crema hasta dorado, rojo y marrón, cada una con un sabor matizado. Por ejemplo, las semillas de ajonjolí blanco tienen un sabor más ligero a nuez que las semillas de ajonjolí negro y menos amargo que el del benne, una variedad africana de semillas de ajonjolí que las personas esclavizadas trajeron a los Estados Unidos y crecieron como alimento básico en las islas Carolina.

El ajonjolí se usa en todo el mundo para cocinar. Las pequeñas semillas se rocían en bagels (pan de rosca), pan de hamburguesa, ensaladas, sushi y todo tipo de platos como condimento; combinado con especias aromáticas para hacer condimentos como gomasio y za’atar; triturado en pastas como tahini y salsas como mole; revuelto en sopas y guisos como espesante; y horneado en panes y postres como halvah, pasteli y til ke laddu. También se tuestan y prensan para hacer aceite para cocinar y un delicado aceite sellador. ¡Sigue leyendo para aprender a introducir este alimento omnipresente a los/las bebés!

Kalani, 7 meses, comiendo galletas de dentición con hummus.
Julian, 13 meses, comiendo espinaca con semillas de ajonjolí blanco.
Callie, 15 meses, comiendo pan tostado con tahini y semillas de ajonjolí negro.

¿Es el ajonjolí saludable para los(as) bebés?

Si. El ajonjolí es una fuente inagotable de nutrientes que los(as) bebés necesitan para un desarrollo óptimo, incluidas las vitaminas B, el ácido fólico y minerales importantes como el cobre, el magnesio, el manganeso, el fósforo y el selenio. Como una de las semillas más ricas en aceite disponibles, el ajonjolí también está lleno de grasas saludables como líganos y fitoesteroles que tienen poderes antioxidantes, anticancerígenos y antiinflamatorios.2 3 Estas pequeñas semillas también ofrecen mucha fibra y proteínas y son una buena fuente de calcio, hierro y zinc, que a menudo son bajos en las dietas de bebés y niños(as) pequeños(as).4

Los beneficios nutricionales del ajonjolí son más accesibles cuando las pequeñas semillas se muelen en pasta o polvo, lo que facilita su absorción en el cuerpo.5 El consumo de aceite de sésamo es otra excelente manera de disfrutar de los beneficios del ajonjolí. Aparte de su delicioso sabor, el aceite de sésamo tiene un superpoder adicional en su alto punto de humo. Eso significa que puedes usar el aceite para cocinar a fuego alto sin que se ponga rancio.6 7

★Consejo: Si el presupuesto y la disponibilidad te lo permiten, compra ajonjolí orgánico para minimizar la exposición a pesticidas. El uso de pesticidas en las plantas de sésamo parece ser bajo en áreas donde las plagas no son un problema, pero en otras áreas donde las plagas son más comunes, los pesticidas son la herramienta de manejo para mantener vivas las plantas.8 9

¿Es el ajonjolí un peligro de ahogamiento para bebés?

No. Las semillas de ajonjolí no son un peligro de ahogamiento, pero el tahini (pasta de sésamo) sí. Para reducir el riesgo, diluye el tahini con agua, puré de manzana, leche materna o fórmula, o mézclalo con otros alimentos antes de servirlo al/a bebé. Nunca le sirvas tahini solo al/a bebé. Como siempre, asegúrate de crear un entorno de alimentación seguro, mantener al/a bebé al alcance de tu brazo de el/la bebé durante las comidas y consulta nuestras sugerencias de porciones apropiadas para la edad presentadas a continuación.

Para obtener más información sobre ahogamiento, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento y familiarízate con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Es el ajonjolí un alérgeno común?

Si. El ajonjolí es un alérgeno alimentario cada vez más común. En el suroeste de Asia y el norte de África, los estudios han encontrado que es una causa común de anafilaxia. Por ejemplo, en Israel, el ajonjolí es el tercer alérgeno alimentario más común.10 En los Estados Unidos, el ajonjolí es ahora considerado el noveno alérgeno alimentario más común.11

Al ofrecer ajonjolí para la introducción de alérgenos, es mejor usar semillas de ajonjolí molidas o pasta de sésamo (comúnmente vendida como tahini). Esto se debe a que las semillas de ajonjolí enteras a menudo no se mastican lo suficientemente bien como para exponer a el/la bebé a las proteínas dentro de la semilla. Al elegir tahini para fines de introducción de alérgenos, busca tahini hecho de semillas de ajonjolí sin cáscara, que tendrá un mayor contenido de proteínas y puede exponer al/a bebé a una variedad más amplia de proteínas alergénicas (lo que permite que el/la bebé desarrolle tolerancia a todas estas proteínas).

Como lo harías con todos los alérgenos nuevos, introduce el ajonjolí sirviendo una cantidad escasa (como 1/8 de cucharadita de tahini mezclado con puré de manzana) y observa atentamente. Si no hay reacción adversa durante las primeras porciones, aumenta gradualmente la cantidad en las futuras comidas.

★Consejo: Lee las letras pequeñas de las etiquetas cuando compras productos empaquetados, ya que el ajonjolí se usa a menudo para espesar y dar sabor a los alimentos. Por ejemplo, el hummus contiene tahini (pasta de sésamo), que puede no estar etiquetado como un alérgeno, sino que está oculto en la lista de ingredientes y muchas variedades de pan rallado (migas de pan), incluido la marca Progresso, también contienen ajonjolí.12

¿Cómo se prepara el ajonjolí para bebés haciendo BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son sólo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu médico pediatra o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 12 meses: Espolvorea semillas de ajonjolí molidas y sin cáscara sobre otros alimentos, como aguacates, cereales calientes o yogur. Alternativamente, mezcla el tahini con puré de manzana, cereales calientes o yogur. Esta es también una muy buena edad para introducir el hummus (receta a continuación), que puedes servir solo para que el/la bebé recoja con la mano o untado sobre pepinos, galletas finas de arroz inflado o pan integral tostado.

12 a 18 meses: ¡Es hora de sumergir en salsas! A los/las niños(as) les encanta mojar los alimentos en salsas, y este es un buen momento para presentarle a el/la bebé el hummus y las salsas simples de tahini. Ofrece diferentes alimentos para sumergir—desde pepinos hasta pimentones y frutas. Los fideos en salsa de sésamo seguramente también serán un éxito.

18 a 24 meses: Continúa espolvoreando  semillas de ajonjolí y rociando aceite de sésamo en los alimentos, como los huevos, las carnes y el tofu para aumentar el aporte nutricional, y usa tahini como desees en tus platillos. Esta es una buena edad para introducir bolitas energéticas, y casi todas las recetas de bolitas energéticas se pueden hacer con tahini además de, o en lugar de, mantequillas de nueces.

★Consejo: Guarda las semillas de ajonjolí y / o tahini en el refrigerador para preservar su frescura. Guarda el aceite de sésamo lejos del calor. En general, las temperaturas estables y controladas evitan que el ajonjolí se vuelva rancio y preserve su vida útil.

Receta: Hummus de Sésamo

bowl of sesame hummus with cucumber spears in it, sitting on a countertop

Rendimiento: 2 tazas (2 porciones para adultos y 1 para niños(as))

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes:

  • 1 ½ tazas de garbanzos cocidos (aproximadamente igual a una lata de 15 onzas, idealmente sin BPA)
  • 2 cucharadas de tahini de sésamo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de comino molido (opcional)
  • ½ cucharadita de aceite de sésamo tostado (opcional) 

Esta receta contiene un alérgeno común emergente: el ajonjolí (sésamo). Solo sírvela a un(a) niño(a) después de que este alérgeno se haya introducido de manera segura a la dieta.    

Instrucciones:

  1. Enjuaga los garbanzos para eliminar el exceso de sodio.
  2. Pela el ajo.
  3. Para hacer hummus cremoso y suave, necesitas un procesador de alimentos o una licuadora de alta potencia. Si no tienes uno, haz un puré de garbanzos machacando y mezclando los garbanzos, el tahini, el ajo, el jugo de limón y el aceite hasta que esté cremoso y suave. Dejar un poco de textura está bien siempre que no haya grumos ni garbanzos enteros.  Si tienes un procesador de alimentos o una licuadora, licúa los garbanzos, el tahini, el ajo, el jugo de limón, el aceite, el agua, el tahini y los condimentos en el procesador de alimentos o la licuadora hasta que estén cremosos y suaves. Si el hummus está demasiado espeso, agrega agua fría para aflojar la mezcla según sea necesario.
  4. Para servir: Coloca un poco de hummus en un bol para bebés. El tamaño exacto de la porción es variable. Deja que el apetito del/a bebé determine cuánto comer. Rocía aceite de sésamo sobre el hummus, sumerge una cuchara para bebés y sírvelo con lanzas de pepino o de calabaza. Deja que el/la bebé se alimente por sí mismo(a) sacando con las manos y tratando de recoger la comida. Si el/la bebé necesita ayuda, pasa una cuchara precargada o una lanza en el aire para que el/la bebé la agarre.

Para almacenar: El hummus se conserva en un recipiente hermético en el refrigerador durante 1 semana.

Variaciones: Diluye el hummus con más aceite de oliva para una consistencia diferente. Agrega color y nutrientes mezclando rúcula, espinacas o tus vegetales de raíz verdes o cocidos favoritos, como remolachas o zanahorias. Cambia los garbanzos por cualquier leguminosa—frijoles negros, frijoles blancos, lentejas y más.

Maridajes de sabor: El ajonjolí tiene un rico sabor a nuez que es versátil. Prueba a combinar el ajonjolí con alimentos cremosos como aguacate, frijoles de ojos negros, frijoles cannellini, calabaza butternut, queso ricotta, camote, y yogur. Agrega un toque de sabor terroso espolvoreando semillas de ajonjolí sobre frutas agrias como piña, granada, fresa, y tomate, o rocía aceite de sésamo en vegetales brillantes y herbales como brócoli, edamame, guisantes de verdes, o ejotes. Usa semillas de ajonjolí como espesante en guisos con col berza, col rizada, espinaca, y otros verdes. ¡O prueba a mezclar pasta de sésamo en tu próximo batido!

Revisado por:

J. Truppi, MSN, CNS 

V. Kalami, MNSP, RD

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

S. Bajowala, MD, Alergista e Inmunóloga Certificada por la Junta de la FAAAAI (sección de alergias)

R. Ruiz, MD, pediatra general certificada por la junta y gastroenteróloga pediátrica

  1. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. (2019, February). Sesame Now The Ninth Most Common Food Allergen In The United States. [Press release]. Retrieved February 2, 2021
  2. Wu, M.S., Aquino, L.B.B., Barbaza, M.Y.U., Hsieh, C.L., Castro-Cruz, K.A., et al. (2019). Anti-Inflammatory and Anticancer Properties of Bioactive Compounds from Sesamum indicum L.-A Review. Molecules, 24(24), 4426. DOI:10.3390/molecules24244426. Retrieved February 2, 2021
  3. Woo, M., Han, S., & Song, Y. O. (2019). Sesame Oil Attenuates Renal Oxidative Stress Induced by a High Fat Diet. Preventive nutrition and food science, 24(2), 114–120.
  4. Beluska-Turkan, K., Korczak, R., Hartell, B., Moskal, K., Maukonen, J., et al. (2019). Nutritional Gaps and Supplementation in the First 1000 Days. Nutrients, 11(12), 2891. DOI:10.3390/nu11122891. Retrieved February 2, 2021
  5. Pathak, N., Rai, A.K., Kumari, R., Bhat, K.V. (2014). Value addition in sesame: A perspective on bioactive components for enhancing utility and profitability. Pharmacognosy reviews, 8(16), 147–155. DOI:10.4103/0973-7847.134249. Retrieved February 2, 2021
  6. Pathak, N., Rai, A.K., Kumari, R., Bhat, K.V. (2014). Value addition in sesame: A perspective on bioactive components for enhancing utility and profitability. Pharmacognosy reviews, 8(16), 147–155. DOI:10.4103/0973-7847.134249. Retrieved February 2, 2021
  7. Center for Functional Medicine. A Guide to Cooking With Fats and Oils. Retrieved February 2, 2021.
  8. Iowa State University Extension and Outreach. Sesame. Retrieved February 2, 2021
  9. Gebregergis, Z., Assefa, D. Fitwy, I. (2018). Sesame sowing date and insecticide application frequency to control sesame webworm Antigastra catalaunalis (Duponchel) in Humera, Northern Ethiopia. Agriculture & Food Security, (7)39. DOI:10.1186/s40066-018-0190-4. Retrieved February 2, 2021
  10. Adatia, A., Clarke, A.E., Yanishevsky, Y., Ben-Shoshan, M. (2017). Sesame allergy: current perspectives. Journal of asthma and allergy, 10, 141–151. DOI:10.2147/JAA.S113612. Retrieved February 2, 2021
  11. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. (2019, February). Sesame Now The Ninth Most Common Food Allergen In The United States. [Press release]. Retrieved February 2, 2021
  12. Food Allergy Research & Education. (2020, December 9). U.S. Senate Passes FASTER Act, Brings Sesame Labeling One Step Closer for Food Allergy Community. [Press release].Retrieved February 2, 2021
Return to Blog