Cuándo preocuparte por la popó de el/la bebé

a small brown swirl, meant to look like poop, with a smiley face on it

Comenzar a comer alimentos sólidos cambiará drásticamente la consistencia, la frecuencia y la textura de la popó de un(a) bebé. Para obtener más información sobre el impacto que tiene cada alimento en la popó, visita nuestra base de datos gratuita First Foods® y consulta nuestras guías sobre los mejores y los peores alimentos para bebés.

Si bien la popó viene en diferentes formas, tamaños, texturas, colores y olores, la mayoría de las veces estas variaciones son completamente normales. Pero aquí hay 5 escenarios que requieren atención médica:

  1. Popó blanca: Esto puede ser una señal de falta de bilis en el hígado, que es necesaria para la digestión apropiada de alimentos. 
  2. Popó rojo vivo: Sangre color rojo vivo en los pañales requiere una evaluación independientemente si está asociada con dolor o incomodidad o no. Es mas común ver líneas de sangre en la popó. Esto se observa comúnmente en casos de alergia a la proteína de la vaca, pero también se ve en niños con hemorroides o fisuras. Medicamentos como la amoxicillina, colorante rojo comestible, arándanos rojos, betabeles, sandía, y tomates también pueden causar popó roja que puede confundirse con sangre. 
  3. Popó negra o alquitranada: La popó negra es preocupante en relación a un sangrado gastrointestinal localizado en el estómago o la porción inicial del intestino delgado. Sin embargo, bebés o niñ@s que toman suplementos de hierro (especialmente en la fórmula) o consumen alimentos como arándanos azules, regaliz negro, y jugo de uva  también pueden notar popós muy oscuras, casi negras. 
  4. Cualquier preocupación de estreñimiento: Entre infantes mayores de 6 semanas que aún no han comenzado alimentos sólidos, que no haya popó en unos cuantos días para un bebe alimentado con fórmula o alrededor de una semana para bebés recibiendo leche materna/humana es inusual. Sin embargo, si tu bebé tiene otros síntomas como popós duras, o como listón, o señales como el vientre grande, disminución de apetito, que llore o se queje mucho, o dificultad/incomodidad al excretar, por favor visita a tu proveedor de salud de salud para una evaluación detallada. 
  5. Varias popós aguadas al día: Las popós sueltas o aguadas comúnmente ocurren junto con enfermedades virales y se resolverán con el tiempo. Si un(a) bebé o niño(a) está tendiendo popós aguadas, es importante enfocarte en la hidratación, esperando que haya al menos 3-4 pañales bien mojados por día. Para bebés, es esencial mantener la hidratación con leche materna/humana o fórmula, o con soluciones de hidratación oral, pero el agua sola puede ser peligrosa. Si la popó comienza a tener sangre o el/la bebé/niño(a) está mostrando señales de deshidratación (no poder producir lágrimas, labios secos, muy pocos pañales mojados), visita a un proveedor de salud inmediatamente. 

Revisado por:

R. Ruiz, MD, FAAP Board-Certified General Pediatrician and Pediatric Gastroenterologist

Return to Blog