Preguntas frecuentes acerca del BLW

¿El BLW aumenta el riesgo de ahogamiento? 

No. Un estudio de control aleatorio, a menudo conocido como el “estudio BLISS” demostró que los bebés no tenían más probabilidades de ahogarse cuando se alimentaban con bocados apropiados cuando se  comparan a los que se alimentaban con cuchara.1 Nuestra firme opinión es que los bebés que aprenden a alimentarse  por sí mismos con una variedad de texturas desde el principio, suelen convertirse en comedores más  hábiles y es menos probable que se ahoguen accidentalmente o tengan problemas con la comida a medida  que crecen y comienzan a comer alimentos más complejos. Al igual que la práctica de caminar fortalece  el equilibrio con el tiempo, creemos que tratar de comer una amplia variedad de alimentos fortalece sus  habilidades de masticación con el tiempo.   

¿A qué edad puede comenzar BLW el bebé?

Por lo general, los seis meses de edad son el marcador cuando un bebé sano y nacido a término está listo para comer sólidos, desde el punto de vista del desarrollo. Alrededor de esta edad, los bebés pueden sentarse sin apoyo, controlar el movimiento de la cabeza, poner atención y demostrar interés a una actividad y llevar la comida a la boca con precisión. Cada bebé se desarrolla a su propio paso, pero es raro ver bebés de 4 o 5 meses que demuestran todas estas habilidades. 

¿Se puede hacer BLW con purés?

El BLW es una forma de introducir alimentos sólidos omitiendo los purés y papillas, pasando directamente a los bocados. Sin embargo, nuestra opinión es que los bebés que llevan una alimentación autorregulada, se benefician de una amplia variedad de texturas y consistencias de alimentos, incluido el ocasional puré o bolsa. ¡Incluso los adultos comen purés y alimentos blandos como hummus y yogur! Si optas por darles una bolsita al bebé, puedes fomentar la alimentación independiente dejando que bebe sostenga la bolsita por sí mismo.

El bebé vomitó después de comer algo. ¿Qué debo hacer?

Primero, consulta con tu pediatra para asegurarte de que la reacción no indica un problema mayor, como reflujo. Es normal que se presente algo de vómito después de las arcadas, especialmente en los bebés que recién comienzan a comer sólidos. En la próxima comida, espera al menos una hora después de amamantar o dar biberón al bebe antes de ofrecerle alimentos sólidos. Si te parece que el bebé vomita mucho mientras come o si algo te preocupa, habla con tu pediatra. Para obtener más información acerca de las arcadas, que son y qué no son, consulta nuestra página de arcadas.

He leído que los reposapiés en las sillas altas son necesarios para el BLW. ¿Por qué?

¿Alguna vez has intentado comer desde un taburete alto sin reposapiés? ¿Con las piernas colgando? Además de ser incómodo, tener las piernas colgando afecta la estabilidad del torso del bebé. La fuerza del torso les da a los bebés la base estable que necesitan para concentrarse en desarrollar movimientos dinámicos y complejos de los dedos y la lengua mientras aprenden a alimentarse por sí mismos. La posición adecuada mientras come (sentado totalmente erguido, las caderas en un ángulo de 90 grados, los pies apoyados) no solo aumentará la cantidad de tiempo que los bebés están dispuestos a permanecer sentados en su silla alta, sino que también disminuirá el riesgo de asfixia.

¿Cuál es la mejor silla alta para el BLW?

Las cosas más importantes que debes buscar en una silla alta incluyen una posición erguida, sin inclinarse hacia atrás en absoluto, y un reposapiés ajustable que sostiene los pies y las piernas del bebé para que sus caderas estén en un ángulo de 90 grados. También es importante tener una bandeja desmontable para que puedas acercar la silla del bebé a la mesa.

¿Cuáles son los mejores alimentos para el BLW?

En general, para los bebés de 6 a 12 meses, debes concentrarte en alimentos ricos en hierro, proteínas y con alto contenido nutricional. También es importante que la comida pueda prepararse o modificarse de una manera que sea fácil de agarrar y segura de consumir a esta edad. Consulta nuestras Guías para conocer los mejores y peores alimentos para bebés.

Para obtener más información sobre los tamaños de alimentos apropiados para cada edad y cómo modificar los alimentos para que los bebés se alimenten por sí mismos de manera segura, consulta nuestra sección sobre Tamaños y formas de alimentos para bebés.

¿Se pueden usar bolsitas de papilla cuando se hace BLW?

Siempre y cuando le des prioridad a la alimentación por sí mismo, nuestra opinión es que los bebés se benefician de una amplia variedad de texturas y consistencias de alimentos, incluido el puré o la bolsita ocasional. Si optas por servir una bolsita de papilla a la hora de comer, puedes fomentar la autoalimentación dejando que los bebés la sostengan solos.

¿Los bebés necesitan dientes para comer alimentos sólidos?

No. Es un error pensar que los bebés necesitan dientes para comer. ¿Sabías que los dientes que usamos para masticar (nuestros molares) no salen hasta mucho después del primer cumpleaños? Los bebés pueden masticar y moler la comida con sus encías. Asegúrate de revisar alimentos que no son seguros para bebés antes de un año, así como los peligros comunes de ahogamiento.

¿El BLW previene la alimentación quisquillosa?

Creemos que sí. Cuanto más se empodere a los bebés para alimentarse por sí mismos sin presión de los cuidadores para que coman un determinado alimento o que coman de una manera específica, más dispuestos estarán a aceptar  nuevos alimentos. El BLW crea una base sólida para la alimentación. No es una poción mágica contra las fases quisquillosas, que atraviesan muchos bebés alrededor de los 18 a 36 meses de edad, pero los hábitos alimenticios (para el niño y los padres) desarrollados en esos primeros días de comenzar con sólidos ayudarán a las familias a navegar las fases quisquillosas rápidamente.  

¿Cómo sé cuándo el bebé está listo para los sólidos? 

El bebé está listo para comenzar con alimentos sólidos cuando puede sentarse erguido con mínimo soporte, controlar los movimientos de la cabeza, aplicar sus habilidades motoras para llevar la comida a la boca con precisión y expresa interés en alimentarse por sí mismo. Estos hitos del desarrollo generalmente se alcanzan alrededor de los 6 meses de edad. La mejor manera de “saber” es comenzar a traer al bebé a la mesa alrededor de los 5 meses y dejarlo sentarse en tu regazo mientras comes. Si el bebé puede mantener la cabeza erguida todo el tiempo, observar cómo comes e intentar agarrar la comida, ¡esto indica que probablemente está listo para comenzar con sólidos!

¿Cómo sé si el bebé se está ahogando? 

Primero, es importante distinguir la diferencia entre arcadas y ahogamiento. El verdadero ahogamiento ocurre cuando las vías respiratorias están obstruidas y hay problemas para respirar. Los signos de que un bebé se está ahogando incluyen la incapacidad para llorar, la dificultad para respirar, pulmones que se contraen, sonidos agudos y cambios de color de piel que pueden variar de tonos azules o morados a cenizos. La mayor parte del tiempo, el ahogamiento es silencioso y el bebé se ve aterrorizado. Si sospechas que se está ahogando, llama al número de emergencias de inmediato y realiza primeros auxilios apropiados para su edad.

Para obtener más información, consulta nuestra sección de Seguridad y familiarízate con la lista de peligros comunes de ahogamiento. Además, lee sobre las arcadas para comprender la diferencia entre arcadas y ahogamiento.

¿Hay alguna diferencia entre arcadas y ahogamiento?

Si. El verdadero ahogamiento ocurre cuando las vías respiratorias están obstruidas y hay problemas para respirar. Los signos de que un bebé se está ahogando incluyen la incapacidad para llorar, la dificultad para respirar, pulmones que se contraen, sonidos agudos y cambios de color de piel que pueden variar de tonos azules o morados a cenizos. La mayor parte del tiempo, el ahogamiento es silencioso y el bebé se ve aterrorizado. Si sospechas que se está ahogando, llama al número de emergencias de inmediato y realiza primeros auxilios apropiados para su edad.

Las arcadas son un reflejo protector que provoca la contracción de la parte posterior de la garganta. Es una función natural y protege del ahogamiento. Cuando esto sucede, es importante dejar que bebé procese la comida por sí solo y evitar meter el dedo en la boca, lo que puede empeorar la situación.

Para obtener más información sobre ahogamiento, visite nuestra sección sobre atragantamiento o ahogamiento y familiarízate con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Cuál es la diferencia entre las arcadas y el ahogamiento?

El verdadero ahogamiento ocurre cuando las vías respiratorias están obstruidas y hay problemas para respirar. Los signos de que un bebé se está ahogando incluyen la incapacidad para llorar, la dificultad para respirar, pulmones que se contraen, sonidos agudos y cambios de color de piel que pueden variar de tonos azules o morados a cenizos. La mayor parte del tiempo, el ahogamiento es silencioso y el bebé se ve aterrorizado. Si sospechas que se está ahogando, llama al número de emergencias de inmediato y realiza primeros auxilios apropiados para su edad. 

Las arcadas son un reflejo protector que resulta en la contracción de la parte posterior de la garganta. Es una función natural y protege del ahogamiento. Cuando esto sucede, es importante dejar que él bebé procese la comida por sí solo y evitar meterle el dedo en la boca, lo que puede empeorar la situación. Cuando el bebé tiene arcadas, aún debes poder escuchar la respiración, y muchas veces, ellos tomarán la comida que escupieron de la boca e intentarán comerla nuevamente.

¿Cómo sé si el bebé está comiendo suficiente?

En términos generales, los bebés comen “lo suficiente” cuando muestran lo siguiente: períodos constantes de satisfacción, alerta y alegría; así como períodos de sueño que duran varias horas; orinar varias veces al día; defecar a diario o cada pocos días; explorar enérgicamente su entorno; aprender nuevas habilidades; y en constante crecimiento.

En el primer año de vida, la principal fuente de nutrición debe ser la leche materna o la fórmula, complementada con alimentos sólidos densos en nutrientes alrededor de los 6 meses de edad. Durante esta fase, recuerda que aprender a comer alimentos sólidos lleva tiempo; a menudo seguirán consumiendo aproximadamente el mismo volumen de leche materna o fórmula. Así como no esperaríamos que un bebé que está aprendiendo a caminar, camine junto a nosotros, no debemos esperar que un bebé que está aprendiendo a saborear, explorar y masticar alimentos sólidos, ingiera estos alimentos de manera eficiente al principio. Ellos son increíblemente buenos para regular su apetito y comunicar señales a los padres que tienen hambre o están llenos.2 El bebé debería estar comiendo lo suficiente si le ofreces alimentos sólidos dos o tres veces al día (y después de los 12 meses, tres comidas + dos refrigerios al día) mientras también ofreces leche materna o fórmula hasta alrededor de los 12 a 15 meses de edad.

Mi bebé tiene comida no digerida en la popó. ¿Es normal?

Sí, en realidad es bastante común (y completamente normal) ver trozos de comida parcialmente digeridos en el popó del bebé. Los alimentos sólidos pueden pasar con bastante rapidez a través del tracto digestivo de un bebé. Cuanto más rápido viaja la comida, menos tiempo tiene para ser digerida por completo. Algunos otros factores, como jugos y antibióticos, pueden hacer que los alimentos se muevan rápidamente a través de los intestinos y también pueden causar popo muy suelto con pedacitos de comida. Además, recuerda que el bebé está desarrollando sus habilidades para masticar en esta edad. Esto también puede resultar en ver trozos de zanahorias, brócoli, arándanos azules entre otros en el popo. En general, mientras el bebé esté creciendo sano, esto no es preocupante. Si observas alimentos sin digerir constantemente en la popó del bebé y / o si el bebé tiene dificultad para aumentar de peso, te recomendamos encarecidamente que consultes con el proveedor de atención médica del niño.

El bebé escupe la mayor parte de la comida. ¿Por qué?

Los bebés nacen con un reflejo de empuje de la lengua, lo que significa que sus lenguas empujan cosas como la comida hacia adelante y fuera de la boca. También han pasado los primeros meses de su vida moviendo la lengua hacia adelante y hacia atrás para amamantar o tomar leche del biberón, ¡así que esos músculos de la boca son bastante fuertes!

A medida que aprenden a masticar y tragar, comienzan a ejercitar diferentes músculos, los que mueven la lengua hacia los lados de la boca. Alrededor de los 6 a 7 meses, el empuje de la lengua comienza a desaparecer y, con algo de práctica, desarrollan nuevos trucos para descomponer la comida y moverla hacia atrás para tragar. En esta etapa, es muy común que los bebés escupan alimentos que son demasiado grandes para tragar o que no mastican lo suficiente. Están aprendiendo, y esto es bueno para entrenar al bebé para que se sienta más cómodo comiendo. 

Si tienes alguna preocupación acerca de cómo come o traga el bebé, programa una cita con el pediatra.

¿Por qué mi bebé escupe comida de la misma textura?

Cuando se trata de escupir la misma textura, es común y normal, como es normal, que algunos niños omitan gatear o sean menos atléticos o necesiten más tiempo para comenzar a leer (esta bien, pero puede poner al bebé en desventaja en el área de la salud o de vida y puede indicar que necesita un poco de apoyo). Es una respuesta normal, pero no ideal, y esa pequeña “preferencia” puede convertirse en un problema más específico con el tiempo. Como advertencia, algunos terapeutas tienden a describir esta preferencia como anormal, y a menudo asustan a los padres diciendo que puede indicar un trastorno del procesamiento sensorial. Sí, * puede ser * y también es un síntoma asociado con el autismo, pero por sí solo, no es realmente indicativo de nada y puede ser parte de las diferencias naturales del sistema nervioso de una persona, que pueden superarse a través del tiempo y con paciencia. Más sobre escupir aquí.

¿Puede un bebé comer demasiado? ¡No para de comer!  

No. Los bebés vienen en todas las formas y tamaños y con una amplia gama de apetitos. Nunca restrinjas la comida o la leche del bebé. En ocasiones, los padres malinterpretan las señales de un bebé como signos de hambre cuando pueden estar molestos porque están aburridos, frustrados, cansados, etc. Está bien intentar otras formas de calmar al bebé, como mecer, cantar o jugar. Experimenta para ver si estas alternativas funcionan, pero siempre confía en tus instintos y en el bebé. Si tienes alguna preocupación al respecto del peso o el crecimiento del bebé, consulta con el pediatra.

El bebé tiene los niveles de hierro bajos. ¿Qué alimentos debo ofrecer? 

La deficiencia de hierro, que puede ser grave, es bastante común en bebés y niños pequeños. Para ayudar  a aumentar sus reservas de hierro, sirve alimentos como carnes rojas, hígado, y sardinas. También se  pueden servir fuentes de hierro de origen vegetal, como lentejas, y garbanzos; junto con alimentos ricos  en vitamina C, como las fresas, para ayudar a la absorción de hierro. 

El bebé está tirando la comida. ¿Qué debo hacer? 

¡No te preocupes! Es normal. Muchos de ellos, especialmente los menores de 12 meses, no han desarrollado  la destreza para agarrar la comida, por lo que, naturalmente, la comida cae al suelo a medida que aprenden  a agarrarla. Después de la marca de los 12 meses, comienzan a aprender que pueden arrojar comida para  afirmar su independencia o llamar tu atención. No reacciones negativamente; simplemente ofrécele la comida una vez más, recordándole que “la comida se queda en la mesa”. Si la vuelve a tirar, intenta aplicar  un poco de disciplina amorosa: “Veo que estás tirando tu comida. Está bien, el desayuno se acabó. Tendremos más para comer a la hora de la merienda”. Luego retira la comida. Durante esta etapa, si tienen perro en casa, considera sacarlo o ponerlo en otro cuarto durante la hora de comer para no tentar al bebe a tirar la comida en forma de juego.  

¿Los bebés obtienen el beneficio nutricional de los alimentos aún si los tragan antes de masticarlos adecuadamente?

Es importante recordar que masticar es un comportamiento aprendido. Si bien es cierto que los adultos generalmente mastican la comida de manera más completa que los bebés o niños pequeños, esto no significa que los niños pequeños no estén absorbiendo los nutrientes adecuados. No hay evidencia que sugiera que los bebés que son alimentados siguiendo el método BLW o bocados para alimentarse solos pesen menos que los bebés alimentados con cuchara, ni tienen un mayor riesgo de deficiencias nutricionales.345

Cuando un bebé comienza su viaje de comer con las manos, el objetivo no es el consumo de alimentos sólidos, sino el desarrollo de las habilidades motoras orales y la exposición a una amplia gama de olores, texturas y sabores. La leche materna o la fórmula es la principal fuente de nutrición mientras los bebés desarrollan estas habilidades.

Desarrollar las habilidades necesarias para masticar es muy parecido a desarrollar las habilidades necesarias para caminar. Cuando los niños aprenden a caminar, atraviesan una serie de hitos del desarrollo antes de caminar (ponerse de pie, caminar con apoyo y caer) antes de lograrlo. Cada uno de estos hitos es un componente importante para dominar la habilidad de caminar. Lo mismo ocurre con la masticación; no podemos esperar que un bebé o un niño pequeño sepa masticar sin practicar primero.

¿El sistema digestivo del bebé es capaz de manejar la comida que se come con los dedos? Me han dicho que solo puede manejar purés.

El sistema digestivo de un bebé es increíblemente dinámico y sufre varios cambios después del nacimiento y durante el primer año de vida y más adelante; sin embargo, aún no se comprende completamente.67 En general, la digestión comienza en la boca, continúa en el estómago y el intestino delgado y concluye en el colon. No hay investigaciones que respalden que los bebés o los niños pequeños solo puedan digerir alimentos en forma de puré. Si bien se ha demostrado entre los adultos que los purés y las formaciones de jugo del mismo alimento se digieren más rápido que el mismo alimento en forma sólida, incluso cuando se mastican correctamente, esto no se traduce directamente en una mejor absorción o resultados nutricionales.8

Cuando un bebé comienza a comer, con las manos en particular, ingiere una cantidad mínima de alimentos sólidos a medida que desarrolla sus habilidades motoras orales y sus necesidades nutricionales continúan siendo apoyadas por la leche materna y / o fórmula. Independientemente de cómo se introduzcan los alimentos sólidos (purés, bocados o una combinación de ambos), sabemos que desafía el sistema digestivo del bebé, como lo demuestra el cambio de color, olor y textura de la popó. Con este fin, los cuidadores no deben alarmarse instantáneamente si ven un pequeño trozo de zanahoria sin digerir, una cáscara de maíz o linaza en la popó del bebé, siempre que el bebé esté creciendo adecuadamente. Hasta la fecha, no hay investigaciones que sugieran que los bebés que siguen el BLW o autoalimentación con bocados tengan más probabilidades de experimentar síntomas que sugieran problemas digestivos, como aumento del reflujo, malestar abdominal, diarrea, alergias alimentarias o aumento de peso disminuido.

¿Qué pasa si el bebé no quiere comer?

El apetito varía de un bebé a otro. Es totalmente normal que los bebés no coman una comida de vez en cuando. Cuando comienzan a consumir alimentos sólidos, algunos bebés no entienden lo que se supone que deben hacer con la comida, y es natural que los padres interpreten su comportamiento como desinterés por la comida. Intenta modelar y narrar: si tomas la comida y comienzas a comerla tu mismo, puede ser que el bebe siga tu ejemplo. A medida que avancen en su viaje con la alimentación, consulta con tu pediatra si tienes alguna inquietud sobre el peso o crecimiento del bebe.

¿Cuándo puede comer el bebé en el cochecito?

Comer en movimiento incrementa drásticamente el riesgo de ahogamiento y, por lo tanto, debe evitarse. Sabemos que a veces los refrigerios tienen que suceder en movimiento. Si ofreces refrigerios en el cochecito, espera hasta que el bebé tenga al menos 18 meses y solo ofrece alimentos con un bajo riesgo de ahogamiento. También asegúrate de acomodar el cochecito de manera que el bebé esté sentado erguido y no inclinado hacia atrás. Si alguna vez hubo un momento para las bolsitas de puré, este es el momento. 

¿Es seguro que el bebé coma en el asiento de carro?

No. Los asientos de carro para bebe están en una posición reclinada que no es segura para que los bebés coman. Para empeorar las cosas, es difícil sacar rápidamente al bebé del asiento de carro para dar asistencia de emergencia cuando se está en un vehículo en movimiento. 

  1. Journal of the American Academy of Pediatrics, A Baby-led Approach to Eating Solids and Risk of Choking
  2. McNally J., Hugh-Jones S., Caton S., Vereijken C., Weenen H., and Hetherington M., Communicating hunger and satiation in the first 2 years of life: a systematic review. Maternal Child Nutrition. 2016; 12(2): 205-228. doi: 10.1111/mcn.12230
  3. Taylor, R. W., Williams, S. M., Fangupo, L. J., Wheeler, B. J., Taylor, B. J., Daniels, L., Fleming, E. A., McArthur, J., Morison, B., Erickson, L. W., Davies, R. S., Bacchus, S., Cameron, S. L., & Heath, A. L. M. (2017). Effect of a Baby-Led Approach to Complementary Feeding on Infant Growth and Overweight. JAMA Pediatrics171(9), 838. https://doi.org/10.1001/jamapediatrics.2017.1284
  4. Martinón-Torres, N., Carreira, N., Picáns-Leis, R., Pérez-Ferreirós, A., Kalén, A., & Leis, R. (2021). Baby-Led Weaning: What Role Does It Play in Obesity Risk during the First Years? A Systematic Review. Nutrients13(3), 1009. https://doi.org/10.3390/nu13031009
  5. Daniels, L., Taylor, R. W., Williams, S. M., Gibson, R. S., Samman, S., Wheeler, B. J., Taylor, B. J., Fleming, E. A., Hartley, N. K., & Heath, A. L. M. (2018). Modified Version of Baby-Led Weaning Does Not Result in Lower Zinc Intake or Status in Infants: A Randomized Controlled Trial. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics118(6), 1006–1016.e1. https://doi.org/10.1016/j.jand.2018.02.005
  6. He, X., McClorry, S., Hernell, O., Lönnerdal, B., & Slupsky, C. M. (2020). Digestion of human milk fat in healthy infants. Nutrition Research83, 15–29. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2020.08.002
  7. Wahbeh, G. T., & Green, N. (2021). Basic Aspects of Digestion and Absorption. Pediatric Gastrointestinal and Liver Disease, 11–23.e3. https://doi.org/10.1016/b978-0-323-67293-1.00002-5
  8. Krishnasamy, S., Lomer, M. C. E., Marciani, L., Hoad, C. L., Pritchard, S. E., Paul, J., Gowland, P. A., & Spiller, R. C. (2020). Processing Apples to Puree or Juice Speeds Gastric Emptying and Reduces Postprandial Intestinal Volumes and Satiety in Healthy Adults. The Journal of Nutrition150(11), 2890–2899. https://doi.org/10.1093/jn/nxaa191
Return to Blog