El pescado enlatado para bebés

a tin of sardines before being prepared for babies starting solids

Hay una variedad de pescados enlatados disponibles en el mercado que son adecuados para para bebés. Si vas a comprar pescado enlatado, solo ten en cuenta lo siguiente:

  • Los niveles de mercurio: Estos no los encontrarás en ninguna etiqueta, así que échale un vistazo a nuestra guía de pescado y asegúrate de saber cuál pescado es seguro para bebés y cuál no. Pero cuando se trata de pescados enlatados, generalmente la caballa del Atlántico Norte (o caballa “cachorro” del Pacífico), las sardinas y el salmón son los más bajos en mercurio y los más seguros para bebés.
  • El sodio: Desde el pescado hasta los frijoles, algunos productos enlatados pueden tener niveles muy altos de sodio. Cuando estés en el supermercado, trata de buscar latas de pescado enlatado en agua, que tengan la marca de ‘bajo en sodio’. Si no puedes encontrar pescado enlatado sin sodio o ‘bajo en sodio’, busca latas con la menor cantidad de sodio (generalmente sugerimos que busques pescado enlatado con menos de 100mg de sodio por porción) y, si no, enjuaga el pescado con agua antes de servirlo, lo cual disminuirá la cantidad de sodio significativamente. Para obtener más información acerca de cuánto sodio pueden consumir los(as) bebés, visita nuestro artículo relacionado al sodio y los bebés.
  • El BPA: El bisfenol A, o BPA, es un químico que se usa para cubrir el interior de latas y botellas de plástico, el cual puede causar alteraciones en las funciones corporales de los bebés. Cuando compres pescado enlatado para bebés (o cualquier enlatado, en realidad), busca latas o paquetes que tengan la marca de “libre de BPA”.

En cuanto a las marcas, hay varias marcas en el mercado que cumplen con los requisitos anteriores— solo necesitas revisar las etiquetas cuidadosamente. La marca Wild Planet nos ha confirmado que sus sardinas y caballas enlatadas no contienen BPA, aunque sus sardinas todavía tienen la columna vertebral (que es fácil de quitar, pero vale la pena notarlo). Para ver un video sobre cómo deshuesar sardinas fácilmente, consulta nuestra página de sardinas.

También, recuerda que el pescado es un alérgeno alimentario común, por lo que, si sospechas que tu bebé puede ser alérgico(a) al pescado, habla con un(a) alergólogo(a) pediátrico(a) antes de introducir pescado en casa.

★Consejo: Si compraste “sardinas deshuesadas” y al abrir la lata ves algunos huesos pequeños, no te preocupes. Esto quiere decir que sí han eliminado los huesos principales de la sardina, y los bebés pueden comer estos pequeños huesos blandos sin problema porque se desmoronan en la boca.

Return to Blog