¿Cuándo pueden los/las bebés comer bayas/frutos del bosque enteros?

one large blueberry next to a small blueberry and fingers pinching the small berry

Quiero que veas esta foto. ¿El arándano grande de la derecha? No me preocupa ni un poco. Ahora, el pequeñito de la izquierda es otro tema.

Los arándanos azules y las bayas/frutos del bosque son uno de esos alimentos que pueden causar mucha ansiedad en padres/madres y cuidadores. ¿Aplastar o cuartear? ¿Por cuánto tiempo? ¿Cuándo podemos ofrecerle a los/las bebés un plato de bayas/frutos del bosque por sí solos?

La respuesta depende de a quién le preguntes y qué tan conservadores sean en términos de la prevención de ahogamientos. El CDC de EE. UU. (Siglas para el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, en inglés) enumera las “bayas/frutos del bosque sin cortar” como un peligro de ahogamiento y asfixia para los bebés de 6 a 12 meses. Pero después de 12 meses, las bayas no están en la lista de peligros de ahogamiento. Sin embargo, conozco a muchas mamás que siguen cuarteando los arándanos y otras bayas hasta los años preescolares. 

Creo que uno de los errores que cometemos a menudo cuando alimentamos a nuestros bebés es apegarnos a las “reglas” para bebés hasta bien entrada la niñez. Lo que significa que aplicamos las reglas para bebés a niños/niñas mayores que ya no son bebés. Desde el punto de vista del desarrollo, hay niños y niñas que pueden masticar los arándanos azules grandes y enteros de forma segura y adecuada a partir de los 10 meses. En resumen:

  • El tamaño importa. En mi opinión, los arándanos azules grandes son probablemente más seguros que los pequeños y duros para los bebés. ¿Ese pequeño de la izquierda? Ese es el que podría rodar hacia atrás en la lengua antes de ser masticado.
  • El lugar donde come tu bebé es importante. Tu hijo/hija corre menos peligro si come arándanos azules en una silla alta adecuada y erguida y en un ambiente tranquilo. ¿Pero un niño pequeño corriendo con un arándano en la boca? Ten cuidado.
  • Los alimentos desafiantes son necesarios para aprender a comer. Esto es algo que nuestras terapeutas de alimentación tratan de recalcar: los/las bebés y los niños y niñas pequeños NECESITAN practicar con alimentos desafiantes para que desarrollen las habilidades orales y la fuerza para comer una amplia variedad de alimentos. Si siempre le estás sirviendo purés a tu bebé, será más difícil para él o ella trabajar con alimentos desafiantes más adelante, como cuando se echa a correr con una zanahoria baby en una fiesta de cumpleaños y tú no puedes estarlo observando tan de cerca…

Para leer más sobre esto, consulta nuestra página de Arándanos azules, así como nuestra lista de peligros de ahogamiento para bebés y niños/niñas pequeños. 

Return to Blog