Calabaza Bellota [Español]

a whole acorn squash on its side

¿Cuándo pueden comer calabaza bellota los bebés?

La calabaza bellota se puede introducir tan pronto como el bebé esté listo para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. Con su sabor dulce, a nuez, y su pulpa suave y llena de fibra, la calabaza bellota es un excelente primer alimento para los bebés en crecimiento. También es divertida de comer para los bebés empezando a comer, ya que la calabaza se puede cortar en rebanadas con forma de medialuna, una forma fácil de levantar y sostener por sí mismos.

Antecedentes y origen de la calabaza bellota

Los seres humanos han estado comiendo calabazas durante miles de años, primero en América Central, la tierra nativa de la planta, y luego por todo el mundo cuando los colonizadores europeos llevaron las semillas a diferentes partes del mundo. El mestizaje y la propagación silvestre han resultado en miles de variedades de calabazas comestibles, incluyendo la calabaza bellota y sus hermanas, la calabaza delicata y la calabaza espagueti. Estas variedades se han criado específicamente para tener un delicioso sabor y textura, a diferencia de las calabazas que se han criado para tener el color, forma y tamaño perfecto para las linternas de Halloween.

★Consejo: La calabaza dura un par de meses cuando se almacena en un lugar fresco y seco.

¿Es la calabaza bellota saludable para los bebés?

Absolutamente. La calabaza bellota ofrece toneladas de fibra junto con muchas vitaminas B, incluyendo la vitamina B6 y el ácido fólico que ayudan al bebé a crecer y desarrollarse. La calabaza bellota también ofrece un poco de vitamina A, vitamina C y magnesio para apoyar la función celular en general, y vitamina C que ayuda al bebé a absorber el hierro de los alimentos de origen vegetal. Eso significa que servir calabaza bellota con alimentos ricos en hierro como frijoles, lentejas y mantequillas de nueces y semillas puede aportar un toque nutricional adicional.

Es más, la calabaza bellota tiene un alto contenido de carotenoides, un término usado para ciertos compuestos vegetales, algunos de los cuales son convertidos en vitamina A por nuestro cuerpo. De hecho, cuanto más tiempo se deja curar/madurar la calabaza después de la cosecha, más carotenoides producirá.1 Los estudios indican que los carotenoides pueden reducir el riesgo de cáncer y ayudar a regular los radicales libres que nuestro cuerpo produce de forma natural. 2 3

¿Es la calabaza bellota un peligro de ahogamiento para los bebés?

No. La calabaza bellota no es un peligro común de ahogamiento, pero sus semillas si lo pueden ser.

Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer y de permanecer cerca del bebé durante las comidas. ¡Sigue desplazando hacia abajo para obtener sugerencias de porciones apropiadas acorde a la edad!

¿Es la calabaza bellota un alérgeno común?

No. Las alergias a la calabaza bellota son raras, aunque no es raro tener un sarpullido con picazón en las manos después de manipular calabazas de invierno.4 Para minimizar cualquier reacción, lávate las manos después de preparar la calabaza. También, considera aplicarle un ungüento protector (como vaselina blanca pura) alrededor de la boca al bebé antes de comer, y lavarle la cara y las manos después de comer.

Como lo harías al introducir cualquier alimento nuevo, comienza dando una pequeña cantidad en las primeras porciones ofrecidas. Si no hay alguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Cómo se prepara la calabaza bellota para los bebés haciendo baby-led weaning?

Los bebés se desarrollan a su propio ritmo. Las siguientes sugerencias de preparación son solo para fines informativos y no sustituyen el consejo profesional de tu pediatra o profesional de la salud, nutricionista, dietista o experto alimentación pediátrica. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que haya leído o visto aquí.

De 6 a 9 meses de edad: Deja que el bebé muerda trozos grandes y bien cocidos en forma de medialuna, o tritura calabaza cocida y ofrécela en una cuchara precargada. Si mientras come el bebé rompe un pedazo demasiado grande de una pieza de calabaza, mantén la calma y de al niño la oportunidad de trabajar la comida de forma independiente.

De 9 a 12 meses de edad: Sirve trozos pequeños de calabaza bellota bien cocida si el bebé ha desarrollado su agarre de pinza, y considera continuar ofreciendo trozos grandes de calabaza cocida para practicar el morder y rasgar la comida. El puré de calabaza bellota es un excelente alimento para practicar el uso de la cuchara ya que este alimento se adhiere a ella. Esto aumenta las posibilidades de que el bebé tenga éxito al cucharear el puré y además le da tiempo suficiente para llevarse el alimento a la boca antes de que se caiga de la cuchara.

De 12 a 24 meses de edad: ¡Hora del tenedor! Ofrece trozos de tamaño pequeño de calabaza bellota bien cocida junto con un tenedor para fomentar la práctica con cubiertos. Muestra cómo se usa clavando una calabaza con el tenedor para que el bebé lo levante de forma independiente, o intenta clavar la calabaza mientras haces un sonido (¡tink!) para que sea divertido usar el cubierto. Si su hijo no está interesado, ten en cuenta que usar cubiertos puede ser agotador para los niños empezando a comer, y muchos niños alternan entre alimentarse solos con los dedos y los utensilios. Trata de no aplicar demasiada presión; el uso constante y preciso de los utensilios llegará a su debido tiempo, probablemente entre los 18 y los 24 meses de edad.

a hand holding two semi-circles of cooked, orange squash for babies starting solids
a hand holding small pieces of cooked, orange squash for babies starting solids

★ Consejo: Hay diferentes formas de cortar una calabaza bellota sin cortarte un dedo. Aquí hay una forma: coloca la calabaza en una tabla de cortar con el tallo hacia arriba. Inserta un cuchillo afilado en la calabaza al lado del tallo, luego corta verticalmente hasta que el cuchillo llegue a la tabla de cortar. Pon la calabaza de lado, inserta el cuchillo en el corte y deslízalo por el resto de la calabaza hasta que llegue al otro lado del tallo. Luego, separa las dos mitades y saca las semillas. Corta las mitades transversalmente para crear rodajas de medialuna de aproximadamente una pulgada de grosor. ¡Ahora estás listo para cocinar!

Receta: Calabaza Bellota Asada

4 porciones

Ingredientes:

  • 1 calabaza bellota
  • 1 cucharada de aceite de aguacate, de coco o de oliva

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 185 Centígrados/ 375 grados Fahrenheit. Cubre una bandeja con papel para hornear.
  2. Lava la calabaza para eliminar la suciedad y los residuos de pesticidas.
  3. Corta la calabaza por la mitad y saca las semillas, luego corta las mitades en forma de medialuna de aproximadamente una pulgada de grosor.
  4. Cubre las rodajas con el aceite de tu elección, luego esparce uniformemente en la bandeja con el papel.
  5. Hornea las calabazas durante 15 minutos, luego retira la bandeja del horno y dale la vuelta a los trozos. Regresa la bandeja al horno y hornea hasta que la calabaza esté blanda y un cuchillo se inserte fácilmente en la pulpa, después de 15 minutos más.
  6. Saca la calabaza del horno. Cuando esté fría al tacto, pela y composta la piel antes de servir.
  7. Para servir: Coloca unas rodajas de calabaza bellota en el plato del niño. Deje que el niño coma las rodajas de calabaza bellota con las manos o coloca un tenedor de bebés a un lado del plato para fomentar el uso de los cubiertos. ¡Come una porción de calabaza bellota junto al niño para mostrarle cómo se hace!

Para almacenar: La calabaza bellota cocida se puede almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por 4 días o en el congelador por hasta 6 meses.

Maridajes de sabores:

La calabaza bellota es dulce y sabe a nueces. Intente servirla con alimentos ricos en umami como cordero, champiñones, cerdo o sardina; o elije un maridaje clásico de las tres hermanas: maíz, ejotes y calabaza. Mejora el carácter terroso de la calabaza bellota agregando almendras, castañas o avellanas; o equilibra su dulzura con condimentos de hierbas y especias atrevidas como pimienta de Jamaica, chile en polvo, canela, jengibre, nuez moscada, orégano, paprika, romero o salvia; o agregue brillo del jugo de lima, naranja o tu fruta cítrica favorita.

Revisado y aprovado por:

J. Truppi, MSN, CNS 

V. Kalami, MNSP, RD, CSP

K. Rappaport, OTR/L, MS, SCFES, IBCLC

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

S. Bajowala, MD, FAAAAI. Board-Certified Allergist & Immunologist (allergy section)

R. Ruiz, MD, FAAP. Board-Certified General Pediatrician & Pediatric Gastroenterologist

C. Aycinena Marcos, MS RD

  1. Zhang, M.K., Zhang, M.P., Mazourek, M., Tadmor, Y., Li, L. (2014). Regulatory control of carotenoid accumulation in winter squash during storage. Planta, 240(5), 1063–1074. DOI:10.1007/s00425-014-2147-6. Retrieved October 12, 2020.
  2. Zhang, M.K., Zhang, M.P., Mazourek, M., Tadmor, Y., Li, L. (2014). Regulatory control of carotenoid accumulation in winter squash during storage. Planta, 240(5), 1063–1074. DOI:10.1007/s00425-014-2147-6. Retrieved October 12, 2020.
  3. Black, H.S., Boehm, F., Edge, R., Truscott, T.G. (2020). The Benefits and Risks of Certain Dietary Carotenoids that Exhibit both Anti- and Pro-Oxidative Mechanisms-A Comprehensive Review. Antioxidants (Basel, Switzerland), 9(3), 264. DOI:10.3390/antiox9030264. Retrieved October 12, 2020.
  4. Potter, T.S., Hashimoto, K. (1994). Butternut squash (Cucurbita moschata) dermatitisContact dermatitis30(2), 123. DOI:10.1111/j.1600-0536.1994.tb00588.x. Retrieved October 12, 2020.
Return to Blog