Berenjena [Español]

Two raw eggplants before they have been prepared for a baby starting solid foods

¿Cuándo pueden comer berenjena los/las bebés?

La berenjena se puede comenzar a ofrecer tan pronto como el/la bebé esté listo para comer sólidos, que generalmente es alrededor de los 6 meses de edad. Aunque no es un primer alimento sólido común, servir berenjena u otras verduras puede introducir el sabor amargo al bebé, ¡lo que es una excelente manera de desarrollar un paladar completo!

Historia y origen de la berenjena

En todo el mundo, la berenjena agrega una textura cremosa y carnosa a platos deliciosos como el plato chino dì sān xiān, el ratatouille francés, el badrijani georgiano, el baingan bharta indio, el baba ghanoush libanés, el tagine marroquí y el cà tím xào vietnamita, solo por nombrar algunos. Como resultado de su popularidad mundial, la fruta tiene diferentes nombres dependiendo de dónde se viva en el mundo: anara en Nigeria, aubergine en el Reino Unido, brinjal en India, eggplant en Australia y numerosas variaciones en otros países y regiones.

No importa cómo la llames, la berenjena es un buen primer alimento para servir a los bebés, y mas adelante, una gran herramienta de enseñanza para introducir el concepto de biodiversidad a los niños mayores. La berenjena viene en muchas formas, tamaños y colores: larga y estrecha con piel de color lavanda, bulbosa y rechoncha con rayas verdes y blancas, alargada y gruesa como un bate de béisbol, y más. Incluso hay una variedad de color blanco puro cuya forma y tamaño se asemejan a un huevo de gallina, lo que da origen al nombre de “eggplant” (planta huevo) a la fruta.

Juliet Rose, de 6 meses, come una lanza de berenjena cocida.
Zeke, de 11 meses, come berenjena asada por primera vez.
Julian, de 12 meses, come berenjena asada con un tenedor.

¿Es la berenjena saludable para los/las bebés?

Sí. La berenjena contiene vitamina B6, un nutriente esencial para los bebés, y mucha fibra, que puede beneficiar la digestión y fortalecer el microbioma intestinal.1 Además, la berenjena está llena de fenoles—nutrientes con efectos antioxidantes que están vinculados con la salud del corazón, la función inmunológica y un metabolismo saludable.2 3

No importa la variedad, busca berenjenas firmes, sin áreas blandas ni magulladuras. Las berenjenas más pequeñas (en relación con cualquier tamaño de la variedad que estés comprando) tienden a ser más tiernas con la piel más fina. Las berenjenas son un cultivo tropical y no les gusta ser guardadas en el refrigerador. Simplemente mantén las berenjenas enteras sin cortar a temperatura ambiente y fuera de la luz solar directa.

★ Consejo: Omite la sal. Es posible que hayas escuchado que las berenjenas deben salarse antes de cocinarlas. Salar las rodajas ayuda a sacar el agua en preparación para cocinar, lo cual es particularmente útil si se está friendo la berenjena. Sin embargo, tradicionalmente la sal también tenía la intención de ayudar a que las berenjenas fueran menos amargas, y las berenjenas de hoy son sustancialmente menos amargas que sus predecesoras, así que no es necesario salarlas, especialmente cuando cocines para bebés y trata de mantener su consumo de sodio bajo.

¿Es la berenjena un peligro de ahogamiento para los/las bebés?

No. La berenjena no es un peligro común de ahogamiento, aunque su piel puede ser molesta. Para minimizar el riesgo, sirve la berenjena previamente cocida y picada, y si la piel le está causando algún problema al/la bebé, simplemente remuevela. Como siempre, asegúrate de crear un ambiente seguro para comer, mantén al/la bebé al alcance de tu mano durante las comidas, y verifica las sugerencias de porciones apropiadas para la edad correspondiente.

Para obtener más información sobre ahogamiento, visita nuestra sección sobre arcadas y ahogamiento y familiarizarte con la lista de peligros comunes de ahogamiento.

¿Es la berenjena un alérgeno común?

No. Las alergias a la berenjena son raras, pero se han reportado.4 Las personas que son alérgicas al látex, el tomate o los pastos, también pueden ser alérgicas a la berenjena o experimentar el síndrome de alergia oral (también conocido como síndrome de alergia al polen-alimento).5 6 El síndrome de alergia oral generalmente causa picazón, hormigueo o ardor leve y temporal en la boca, que generalmente se resuelve por sí solo.

Las berenjenas son parte de la familia de plantas solanáceas, a las que algunas personas pueden ser sensibles.7 Otras verduras solanáceas incluyen pimientos, tomates, tomatillos, papas blancas, arándanos, bayas de goji y especias hechas de pimientos (cayena, pimentón, etc.). La berenjena también se considera rica en histamina y comerla (especialmente en combinación con otros alimentos que tienen un alto contenido de histamina o que liberan histamina en los tejidos humanos) pueden provocar síntomas que imitan los de una reacción alérgica.

Como lo harías al ofrecer cualquier alimento por primera vez, comienza ofreciendo una pequeña cantidad en las primeras porciones. Si no hay alguna reacción adversa, aumenta gradualmente la cantidad durante las próximas comidas.

¿Cómo preparar la berenjena para un/una bebé haciendo BLW?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, y las sugerencias que ofrecemos sobre cómo cortar o preparar determinados alimentos son generalizaciones para una amplia audiencia. Tu hijo(a) es un(a) individuo(a) único(a) y puede tener necesidades o consideraciones más allá de las prácticas comúnmente aceptadas. Para determinar las recomendaciones de tamaño y forma de los alimentos, nosotros(as) utilizamos la mejor información científica disponible acerca del desarrollo motor grueso, fino y oral para minimizar el riesgo de ahogamiento. Las sugerencias de preparación que ofrecemos son solo para fines informativos y no reemplazan el consejo individual y específico de tu medico(a) pediátrico(a) o profesional de la salud o proveedor para niños(as). Es imposible eliminar por completo el riesgo de que un(a) bebé o un(a) niño(a) se ahogue con cualquier líquido, puré o alimento. Recomendamos que sigas todos los protocolos de seguridad que sugerimos para así crear un entorno de alimentación seguro y que tomes decisiones informadas para tu hijo(a) con respecto a sus necesidades específicas. Nunca ignores el consejo médico profesional ni te demores en buscarlo debido a algo que hayas leído o visto aquí.

6 a 9 meses: Ofrece lanzas de berenjena cocida, usando los dedos “pinta” con baba ganoush e incorpora berenjena cocida en platillos que el/la bebé pueda recoger con las manos o comer de una cuchara precargada. Si bien no es necesario pelar la piel (es probable que el bebé simplemente raspe la carne suave y escupa la piel), puedes quitarla para reducir la molestia si así lo deseas.

9 a 12 meses: A esta edad, es probable que el/la bebé esté desarrollando el agarre de pinza (cuando se encuentran el pulgar y el índice), lo que le permitirá recoger trozos más pequeños de comida. También puedes explorar platos con berenjena picada en trozos gruesos y agregar berenjena cocida en pastas, platos de granos, omelets, guisos y salteados. Si una receta requiere salar la berenjena, simplemente omite ese paso para reducir el consumo de sal a esta edad.

12 a 24 meses: ¡Explora variedades de cortes, texturas y preparaciones de berenjena cocida! Los platos de mitades de berenjenas rellenas son populares en todo el mundo y muy versátiles; los niños y niñas pueden disfrutar de tener su propio “bote” de berenjenas y practicar el uso de sus utensilios para sacar el relleno. A esta edad, no es necesario abstenerte de salar la berenjena para sudarla antes de cocinarla.

Receta: Palitos de berenjena

peeled eggplant sticks, cut lengthwise, sautéed with garlic and oil

Rendimiento: 3 tazas (300 gramos)

Tiempo de preparación: 40 minutos

Edad: 6 meses o más

Ingredientes:

  • 1 berenjena pequeña (aproximadamente 10 onzas o 285 gramos)
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva

Instrucciones:

  1. Corta el tallo y la base de la berenjena.
  2. Con un pelador de verduras, retira la piel. Corta la berenjena a lo largo y luego corta las mitades a lo largo. Continúa cortando las secciones a lo largo hasta que tengas palos del ancho de dos dedos adultos.
  3. Coloca los palitos de berenjena cruda sobre una toalla de papel y déjalas reposar durante unos 30 minutos para escurrir la humedad. (Si no tienes tiempo, omite este paso, no causará ningún problema).
  4. Mientras la berenjena reposa, agrega un chorrito abundante de aceite de oliva en una sartén ancha y plana y ponla a fuego medio. Agrega el diente de ajo. Una vez que el aceite comience a burbujear, reduce el fuego a bajo y cocina a fuego lento durante un par de minutos para infundir el sabor del ajo en el aceite.
  5. Retira el diente de ajo del aceite y agrega los palitos de berenjena de modo que queden uniformemente espaciados en la sartén. Cocina a fuego medio y voltea los palitos cada par de minutos hasta que la berenjena esté tierna, pero no aguada     .
  6. Retira la berenjena de la sartén y déjala enfriar completamente antes de servir.
  7. Sirve: Deja que el/la bebé se alimente por sí mismo/misma colocando los palitos de berenjena en su tazón para que practique levantarlos. Si el/la bebé necesita ayuda, pasa un trozo de comida enfrente de él/ella para que lo agarre.

Para almacenar: Estos palitos de berenjena se disfrutan mejor el día de la preparación, pero se pueden guardar en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta 5 días.

Maridajes de sabores:

Dependiendo de la variedad que elijas, la piel de la berenjena puede ser ligeramente amarga, pero la pulpa interior es suave y ligeramente dulce, con la capacidad de absorber sabores y salsas fácilmente. La berenjena combina bien con sabores fuertes como tomate, ajo, limón, alcaparras, chile, albahaca, menta, salsa de soja y miso. Su cremosidad también combina bien con ingredientes suaves como sésamo, algunos quesos y yogur.

Revisado y aprobado por:

E. Cerda, MS, CNS, LDN

A. Gilbaugh, RD, CNSC

A. Derma, MS, CCC-SLP/L

K. Tatiana Maldonado, MS, CCC-SLP, CBIS, CLEC

K. Grenawitzke, OTD, OTR/L, SCFES, IBCLC, CNT

Dr. S. Bajowala, MD, Alergista e Inmunóloga Certificada por la Junta de la FAAAAI (sección de alergias)

Dr. R. Ruiz, MD, pediatra general certificada por la junta y gastroenteróloga pediátrica

  1. Larsbrink, J., Rogers, T. E., Hemsworth, G. R., McKee, L. S., Tauzin, A. S., Spadiut, O., Klinter, S., Pudlo, N. A., Urs, K., Koropatkin, N. M., Creagh, A. L., Haynes, C. A., Kelly, A. G., Cederholm, S. N., Davies, G. J., Martens, E. C., & Brumer, H. (2014). A discrete genetic locus confers xyloglucan metabolism in select human gut Bacteroidetes. Nature, 506 (7489), 498–502. DOI: 10.1038/nature12907. Retrieved May 18, 2021.
  2. Niño-Medina, G., Urías-Orona, V., Muy-Rangel, M. D., & Heredia, J. B. (2017). Structure and content of phenolics in eggplant (Solanum melongena)—A review. South African Journal of Botany, 111, 161–169. DOI: 10.1016/j.sajb.2017.03.016. Retrieved May 18, 2021.
  3. Lin, D., Xiao, M., Zhao, J., Li, Z., Xing, B., Li, X., Kong, M., Li, L., Zhang, Q., Liu, Y., Chen, H., Qin, W., Wu, H., & Chen, S. (2016). An Overview of Plant Phenolic Compounds and Their Importance in Human Nutrition and Management of Type 2 Diabetes. Molecules, 21(10). DOI: 10.3390/molecules21101374. Retrieved May 18, 2021.
  4. Hoseini-Alfatemi, S. M., Bayry, J., & Sharifi-Rad, J. (2015). IgE response to two new allergen proteins of Solanum melongena L. (eggplant). Immunology Letters, 168 (2), 268–270. DOI: 10.1016/j.imlet.2015.10.002. Retrieved May 19, 2021.
  5. Pramod, S. N. & Venkatesh, Y. P. (2004). Allergy to eggplant (Solanum melongena). The Journal of Allergy and Clinical Immunology, 113 (1), 171–173. DOI: 10.1016/j.jaci.2003.10.037. Retrieved May 19, 2021.
  6. Lee, J., Cho, Y. S., Park, S. Y., Lee, C.-K., Yoo, B., Moon, H.-B., & Park, H.-S. (2004). Eggplant anaphylaxis in a patient with latex allergy. The Journal of Allergy and Clinical Immunology, 113 (5), 995–996. DOI: 10.1016/j.jaci.2004.01.565. Retrieved May 19, 2021.
  7. What’s the Deal With Nightshade Vegetables? (2019, September 20). Health Essentials from Cleveland Clinic. Retrieved May 19, 2021.
Return to Blog