10 consejos para comenzar la alimentación complementaria con tu bebé

Empezar a darle comida a tu bebé es un hito emocionante… ¡y estresante! Y si bien no existe una manera “correcta” de comenzar a darle alimentos sólidos a tu bebé, aquí hay 10 consejos para ayudarte:

  1. Crea un ambiente seguro para comer. Esto significa una silla alta/trona adecuada que esté totalmente vertical y equipada con un reposapiés. Trata de que el área de comer sea tranquila, sin demasiadas distracciones, y libre de ruidos repentinos que puedan asustar a tu bebé.
  2. Si estás alimentando con cuchara, intenta precargar la cuchara y dársela a tu bebé en el aire verticalmente. Muchos(as) bebés se alimentarán solos(as), incluso con cucharas, desde el primer día. ¡El aguacate, yogur griego y pastas de frijoles se adhieren muy bien a las cucharas!
  3. Ofrece trozos grandes. Si estás haciendo BLW (bocados para comer con las manos), opta por trozos grandes de comida (como un banano  entero) que sean fáciles de sostener para tu bebé. Avanza hacia los pedazos de comida más pequeños cuando tu bebé desarrolle el agarre de pinza (alrededor de los 9 meses).
  4. Infórmate sobre la diferencia entre las arcadas y el ahogamiento. Las arcadas son normales y todos(as) los(as) bebés tendrán arcadas cuando empiezan con alimentación con comidas sólidas (y muchos tendrán arcadas durante semanas mientras sus lenguas se acostumbran a sentir la comida sólida). Puedes aprender más aquí
  5. Introduce los alérgenos (y especialmente el maní) pronto y con frecuencia. Para introducir el maní, intenta mezclar una pequeña cantidad de mantequilla de maní con leche materna, puré de manzana o yogur.
  6. Infórmate y recuerda qué alimentos están prohibidos: la miel (que puede causar botulismo infantil), el sushi y los alimentos con azúcar agregada no son apropiados para los/las bebés. 
  7. Espera para añadir sal: no agregues sal a la comida de tu bebé y compra productos bajos en sodio cuando sea posible. Se cree que la exposición temprana y excesiva al sodio juega un papel en la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad.
  8. Enfócate en el hierro: prioriza ofrecer alimentos ricos en hierro, ya que las reservas de hierro que tu bebé tiene desde su nacimiento comienzan a agotarse alrededor de los 6 meses de edad.
  9. ¡Prepárate para el desorden! Deja que tu bebé juegue y explore, y sí, que se ensucie. Disfrutará más al comer y ensuciarse le ofrece fantásticas oportunidades de desarrollo.
  10. ¡Explora una amplia variedad de comida! Las investigaciones muestran que los/las bebés a los/las que se les presenta una amplia variedad de sabores y texturas tienen menos probabilidades de volverse quisquillosos con la comida. 

Consulta nuestra base de datos gratuita First Foods®, que contiene cientos de alimentos que tu bebé puede comer, todos con instrucciones paso a paso sobre cómo servir ese alimento de forma segura. 

¡A disfrutar la comida!  

Return to Blog